La historia

10 de octubre de 2011-Una nueva perspectiva - Historia

10 de octubre de 2011-Una nueva perspectiva - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un análisis diario
Por Marc Schulman

10 de octubre de 2011: una nueva perspectiva

Esta es la primera de las que espero que se conviertan ahora en actualizaciones más regulares; actualizaciones que serán desde una perspectiva algo diferente, ya que ahora escribiré desde Tel Aviv y no desde Mamaroneck, NY.

Antes de comentar la noticia quería dedicar unos momentos a dar una perspectiva personal sobre nuestros primeros días aquí. En los últimos años he visitado Israel muchas veces, pero han pasado casi dos décadas desde la última vez que viví aquí. Hoy debo decir que es diferente. Para resumir nuestras experiencias, todo ha mejorado dramáticamente en los últimos 20 años. Algunos ejemplos, considerando nuestro negocio, la conexión a Internet es obviamente una herramienta esencial para lo que hacemos. Entonces, antes de irnos de los Estados Unidos, me comuniqué con uno de los principales proveedores de Internet para organizar el servicio de Internet más rápido posible en nuestro nuevo apartamento. El día después de nuestra llegada, el representante de Bezek llamó para decir que llegaría media hora antes para instalar nuestro servicio de Internet. El técnico tardó 20 minutos y teníamos Internet de alta velocidad. Puede que no sea tan rápido como lo que teníamos en los EE. UU. (20 MB hacia abajo y 1 hacia arriba), pero es lo suficientemente rápido.

Otras experiencias sorprendentes incluyen nuestra visita al Ministerio del Interior, cuyo representante permaneció abierto hasta tarde para asegurarse de que recibiéramos nuestras tarjetas de identidad al día siguiente de nuestra llegada. Aquella tarde nos quedaba mucho tiempo para comprar una cama y un colchón nuevos para mi papá, que llegaron en dos horas, como prometí. Finalmente, anoche fuimos a IKEA. Nos llevamos algunos de los artículos pequeños a casa, pero muchos no cabían en nuestro coche. Salimos de la tienda IKEA a las 8:30 pm y nos dijeron que la mercancía se entregaría en los próximos dos días. A las 6:30 am de esta mañana sonó el timbre y el repartidor de IKEA estaba allí con nuestros productos.

Por supuesto, las cosas aún podrían volverse difíciles: nuestra empresa de transporte pregunta si nuestro contenedor puede llegar a nuestra calle, y vamos a pagar los gastos de almacenamiento ya que llegamos más tarde de lo esperado y el contenedor llegó significativamente antes de lo esperado. Sin embargo, en general, como dice el anuncio, "este no es el Israel de tu padre"

En cuanto al estado de cosas, como un relato general de primera mano, cualquier otra cosa que esté sucediendo en el Medio Oriente, la gente que vive en Tel Aviv en la superficie parece indiferente. La mayor preocupación aquí en este momento es la amenaza de renuncia de casi todos los internos en los hospitales de Israel. Más allá de eso, no está claro hacia dónde se dirige el movimiento de protesta de este verano. El primer ministro Netanyahu logró que su gabinete aprobara, en principio, las sugerencias de su comité para cambiar las prioridades económicas en Israel. Los líderes de la protesta creen que estas sugerencias no fueron lo suficientemente lejos. Sin embargo, más allá de esa aprobación en principio por parte del gabinete, no significa que se llevará a cabo la implementación real. Después de todo, parte de los informes pedía la implementación de leyes que han estado en los libros desde la década de 1980.


Recordando a Henry Johnson, el soldado llamado "Muerte negra"

Como cientos de miles de jóvenes estadounidenses, Henry Johnson regresó de la Primera Guerra Mundial y trató de ganarse la vida a pesar de lo que había experimentado en una tierra extraña y lejana. Con decenas de heridas de bala y metralla, sabía que tenía suerte de haber sobrevivido. Sus registros de alta no mencionaban erróneamente sus lesiones, por lo que a Johnson se le negó no solo un Corazón Púrpura, sino también una asignación por discapacidad. Sin educación y en sus veintes, Henry Johnson no tenía expectativas de poder corregir los errores en su historial militar. Simplemente trató de seguir adelante tan bien como podía hacerlo un hombre negro en el país por el que había estado dispuesto a dar su vida.

Regresó a su casa en Albany, Nueva York, y reanudó su trabajo como portero de Red Cap en la estación de tren, pero nunca pudo superar sus heridas & # 8212 su pie izquierdo se había roto, y una placa de metal lo mantenía unido. La incapacidad de Johnson para mantener un trabajo lo llevó a la botella. Su esposa y sus tres hijos no tardaron en marcharse. Murió, desamparado, en 1929 a la edad de 32 años. Por lo que todos sabían, fue enterrado en un campo pobre en Albany. Un hombre que se había ganado el apodo de & # 8220 Muerte negra & # 8221 en combate fue rápidamente olvidado.

La denegación de una pensión por discapacidad, el descuido del Corazón Púrpura, el reconocimiento fugaz y nada de eso sorprendió a su hijo, Herman Johnson, quien más tarde sirvió con los famosos aviadores de Tuskegee. El joven Johnson lo sabía todo sobre Jim Crow, la ciudadanía de segunda clase y la negación sistemática de la igualdad de derechos a los estadounidenses negros. Pero en 2001, 72 años después de la muerte de Henry Johnson, se reveló un gran e improbable misterio al soldado y al hijo separado: el 5 de julio de 1929, Henry Johnson había sido enterrado no en una tumba anónima en Albany, sino con militares. honores en el Cementerio Nacional de Arlington. Los historiadores que localizaron el lugar de entierro de Johnson creían que no podía haber un honor más apropiado para el padre de Herman, quien demostró su valor la noche del 14 de mayo de 1918 en el bosque de Argonne.

Solo un año antes, Henry Johnson, que medía 5 pies 4 pulgadas y pesaba 130 libras, se había alistado en el 15 ° Regimiento de la Guardia Nacional de Nueva York, totalmente negro, que pasó a llamarse 369 ° Regimiento de Infantería cuando se envió a Francia. Mal entrenada, la unidad realizaba principalmente trabajos de baja categoría: descarga de barcos y excavación de letrinas, hasta que se prestó al Cuarto Ejército francés, que tenía pocas tropas. Los franceses, menos preocupados por la raza que los estadounidenses, dieron la bienvenida a los hombres conocidos como los Harlem Hellfighters. Los Hellfighters fueron enviados al puesto de avanzada 20 en el borde occidental del bosque de Argonne, en Francia y la región de Champagne, y los privados Henry Johnson y Needham Roberts, de Trenton, Nueva Jersey, recibieron cascos franceses, armas francesas y suficientes palabras en francés para comprender. órdenes de sus superiores. Los dos soldados estadounidenses fueron apostados como centinelas en el turno de medianoche a las cuatro de la mañana. Johnson pensó que era & # 8220 & # 8221 loco & # 8221 enviar a hombres no entrenados a riesgo del resto de las tropas, le dijo más tarde a un periodista, pero le dijo al cabo que & # 8217d & # 8220 abordaría el trabajo & # 8221. Él y Roberts no estaban de servicio mucho tiempo cuando los francotiradores alemanes empezaron a dispararles.

Después de que sonaron los disparos, Johnson y Roberts alinearon una caja de granadas en su dugout para tenerlas listas si un grupo de asalto alemán intentaba hacer un movimiento. Justo después de las 2 a.m., Johnson escuchó el & # 8220snippin & # 8217 y clippin & # 8217 & # 8221 de los cortadores de alambre en la cerca perimetral y le dijo a Roberts que corriera de regreso al campamento para informar a las tropas francesas que había problemas. Johnson luego arrojó una granada hacia la valla, lo que provocó una andanada de disparos de retorno de los alemanes, así como granadas enemigas. Roberts no llegó muy lejos antes de que decidiera regresar para ayudar a Johnson a luchar, pero fue golpeado con una granada y herido demasiado gravemente en el brazo y la cadera como para pelear. Johnson hizo que se tumbara en la trinchera y le entregara granadas, que el nativo de Albany arrojó a los alemanes. Pero había demasiados soldados enemigos, y avanzaron desde todas las direcciones. Johnson se quedó sin granadas. Recibió balas alemanas en la cabeza y el labio, pero disparó su rifle hacia la oscuridad. Recibió más balas en el costado, luego en la mano, pero siguió disparando hasta que metió un cargador de cartucho estadounidense en su rifle francés y se atascó.

A estas alturas, los alemanes estaban encima de él. Johnson balanceó su rifle como un garrote y los mantuvo a raya hasta que la culata de su rifle se astilló y luego cayó con un golpe en la cabeza. Abrumado, vio que los alemanes estaban tratando de tomar prisionero a Roberts. La única arma que le quedaba a Johnson era un cuchillo bolo, por lo que se levantó del suelo y cargó, atacando a los alemanes antes de que pudieran dispararle.

& # 8220Cada barra significaba algo, créame, & # 8221 Johnson dijo más tarde. & # 8220 No estaba & # 8217t haciendo ejercicios, déjame decirte. & # 8221 Apuñaló a un alemán en el estómago, derribó a un teniente y le disparó una pistola en el brazo antes de clavar su cuchillo entre las costillas de un soldado que había escalado. en su espalda. Johnson logró alejar a Roberts de los alemanes, quienes se retiraron al escuchar el avance de las fuerzas francesas y estadounidenses. Cuando llegaron los refuerzos, Johnson se desmayó y fue llevado a un hospital de campaña. A la luz del día, la carnicería era evidente: Johnson había matado a cuatro alemanes y había herido a unos 10 o 20 más. Incluso después de sufrir 21 heridas en un combate cuerpo a cuerpo, Henry Johnson había impedido que los alemanes atravesaran la línea francesa.

& # 8220 No había & # 8217t nada tan bueno al respecto & # 8221, dijo más tarde. & # 8220 Sólo luché por mi vida. Un conejo habría hecho eso. & # 8221

Más tarde, toda la fuerza francesa en Champagne se alineó para ver a los dos estadounidenses recibir sus condecoraciones: la Croix du Guerre, Francia y el más alto honor militar. Fueron los primeros soldados estadounidenses en recibirlo. La medalla de Johnson & # 8217 incluyó la codiciada Palma de Oro, por su valor extraordinario.

Henry Johnson en 1919, tras recibir la Croix de Guerre francesa. Foto: Colección digital de la Biblioteca Pública de Nueva York

En febrero de 1919, los Harlem Hellfighters regresaron a Nueva York para un desfile por la Quinta Avenida, donde miles se alinearon para animar a un regimiento que había acumulado un récord de valentía y logros. Entre los casi 3.000 soldados había un hombre pequeño que encabezaba la procesión de la sección de convalecientes & # 8217: ascendido a sargento, Henry Johnson estaba en el coche principal, un Cadillac descapotable, agitando un puñado de lirios rojos mientras la multitud gritaba: & # 8220 ¡Oh, Muerte Negra! & # 8221 a lo largo de la ruta de siete millas. Los Hellfighters & # 8217 & # 160 llegada a Harlem & # 8220 llevaron a la población a la histeria, & # 8221 la New York Times informó.

Tras su baja, el Ejército utilizó la imagen de Johnson & # 8217 para reclutar nuevos soldados y vender sellos de Victory War. (& # 8220Henry Johnson lamió una docena de alemanes. ¿Cuántos sellos has lamido? & # 8221) El ex presidente Theodore Roosevelt llamó a Johnson uno de los & # 8220cinco estadounidenses más valientes & # 8221 para servir en la Primera Guerra Mundial. Pero a mediados de la década de 1920 , Las dificultades de Johnson lo estaban alcanzando, y se negó hasta su muerte en 1929. Una vez que examinaron los registros de Johnson y leyeron informes de prensa sobre su regreso a los Estados Unidos, los historiadores de la División de Asuntos Militares y Navales de Nueva York sospechaba que Johnson podría haber sido enterrado en Arlington, pero los registros de microfilm solo indicaban que un William Henry Johnson estaba enterrado allí. No fue hasta que los administradores solicitaron los archivos en papel que se enteraron de que había un error de entrada de datos: de hecho, fue Henry Johnson quien fue enterrado en Arlington. Aunque su hijo se sorprendió al saber que Johnson no había sido enterrado en una tumba de indigente, la familia del soldado se sorprendió aún más al saber que había habido una ceremonia en Arlington con todos los honores. & # 8220Aprender que mi padre fue enterrado en este lugar de honor nacional puede describirse en una sola palabra & # 8212justicia, & # 8221 Herman Johnson dijo mientras estaba de pie ante la tumba de su padre & # 8217 en 2002. & # 8220 Estoy simplemente feliz & # 8221

Sin embargo, los historiadores no olvidaron lo que Johnson hizo en el bosque de Argonne en 1918. En 1996, el presidente Bill Clinton otorgó póstumamente a Henry Johnson el Corazón Púrpura. Y una vez que el lugar de entierro de Johnson se ubicó en Arlington en 2001, el Ejército le otorgó la Cruz de Servicio Distinguido, la segunda condecoración militar más alta de la nación.

En los últimos años, un respaldo de la cadena de mando en forma de un memorando del general John J. Pershing, comandante en jefe de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense en la Primera Guerra Mundial, escrito pocos días después de los actos heroicos de Johnson en el Argonne, fue descubierto en una base de datos en línea por un asistente del senador Charles Schumer de Nueva York. Schumer cree que este respaldo, que no se sabe que existe desde hace casi un siglo, será suficiente para otorgar otro premio póstumo al hombre conocido como Peste Negra. & # 8220No hay duda & # 8221 Schumer dijo el pasado mes de marzo, de pie ante una estatua de Johnson en Albany, & # 8220 que debe recibir la Medalla de Honor & # 8221 & # 8212 & # 8212 de la nación & # 8217, el más alto honor militar.

Libros: Ann Hagedorn, Savage Peace: Hope and Fear in America 1919, Simon & ampSchuster, 2007. W. Allison Sweeney, History of the American Negro in the Great World War, Project Gutenberg Ebook, 2005. & # 160 Chad L. Williams, Torchbearers of Democracy: African American Soliders in the World War I Era, University of North Carolina Press, 2010.


Marihuana medicinal

En la década de 1830, Sir William Brooke O & # x2019Shaughnessy, un médico irlandés que estudiaba en la India, descubrió que los extractos de cannabis podían ayudar a aliviar el dolor de estómago y los vómitos en personas que padecían cólera.

A fines del siglo XIX, los extractos de cannabis se vendían en farmacias y consultorios médicos en toda Europa y Estados Unidos para tratar problemas estomacales y otras dolencias.

Más tarde, los científicos descubrieron que el THC era la fuente de las propiedades medicinales de la marihuana. Como el compuesto psicoactivo responsable de los efectos que alteran la mente de la marihuana, el THC también interactúa con áreas del cerebro que pueden disminuir las náuseas y promover el hambre.

De hecho, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. Ha aprobado dos medicamentos con THC que se recetan en forma de píldora, Marinol y Syndros, para tratar las náuseas causadas por la quimioterapia contra el cáncer y la pérdida de apetito en pacientes con SIDA.


Perspectiva: un nuevo modelo de desempeño de liderazgo en el cuidado de la salud

Los modelos de liderazgo actuales se basan en gran medida en conceptos y explicaciones, que proporcionan un acceso limitado al ser y las acciones de un líder eficaz en el cuidado de la salud. En lugar de enseñar el liderazgo desde un punto de vista teórico, la perspectiva ontológica enseña el liderazgo tal como se vive y se experimenta. Cuando uno ejerce el liderazgo "tal como se vive", al mismo tiempo informado por las teorías, se desempeña de la mejor manera. Un rasgo distintivo del enfoque ontológico reside en su capacidad para revelar formas humanas de ser y actuar que limitan nuestra libertad para liderar de manera efectiva como nuestra autoexpresión natural. El liderazgo ontológico sostiene que nuestras cosmovisiones y mapas mentales afectan la forma en que lideramos y somos moldeados y accesibles a través del lenguaje; por lo tanto, para liderar de manera más efectiva, se requiere el dominio de un nuevo dominio conversacional de liderazgo. Este modelo emergente de desempeño de liderazgo revela que (1) nuestras acciones como líderes están correlacionadas con la forma en que la situación de liderazgo con la que estamos lidiando ocurre para nosotros, y (2) este "ocurrir" está conformado por el contexto que traemos a ese situación. Los líderes maestros usan el lenguaje para recontextualizar sus desafíos de liderazgo para que puedan surgir sus formas de ser y actuar naturalmente correlacionadas, lo que resulta en un liderazgo efectivo. Cuando los líderes revelan lingüísticamente contextos limitantes, se liberan para crear nuevos contextos que cambian la forma en que se presentan los desafíos de liderazgo para ellos. Esto proporciona a los líderes (médicos, científicos, educadores, ejecutivos) nuevos conjuntos de oportunidades (antes no disponibles) para ejercer un liderazgo ejemplar. El enfoque ontológico del liderazgo ofrece un marco poderoso para abordar los desafíos más difíciles de la atención médica.


Una mirada más cercana a la toma de perspectiva social

Un gran interés en la capacidad distintiva de los humanos para descifrar los pensamientos y sentimientos de los demás, una capacidad conocida como toma de perspectiva social (SPT), ha impulsado la investigación del profesor asistente de la Escuela de Graduados de Educación de Harvard, Hunter Gehlbach, durante la mayor parte de una década.

"Los psicólogos creen que nuestra capacidad para leer a los demás respalda uno de nuestros impulsos primarios como seres humanos, el impulso de relacionarnos con los demás y formar vínculos sociales", dice Gehlbach, un psicólogo educativo que busca formas de mejorar la enseñanza y el aprendizaje mejorando el SPT. en el aula.

Además de sugerir que los estudiantes que están más motivados y son más precisos en su toma de perspectiva social también tienden a obtener calificaciones más altas, la investigación de Gehlbach ha descrito formas en las que el SPT es fundamental para una variedad de partes interesadas en la educación.

“Los directores necesitan constantemente leer y responder a las necesidades de los estudiantes, padres y maestros y resolver problemas de manera eficaz y equitativa”, dice Gehlbach. "Los maestros tienen que averiguar todos los días si el alumno de la tercera fila comprende lo que se está enseñando, y los alumnos deben ser precisos en su evaluación de las expectativas de los maestros y las perspectivas de sus compañeros".

El último punto es especialmente importante, señala Gehlbach, en una era en la que la globalización ha hecho que sea mucho más probable que estudiantes de diversos orígenes étnicos y culturales aprendan juntos. "Necesitamos ayudar a los estudiantes a comprender los valores, las perspectivas y las motivaciones de sus compañeros de clase para que puedan aprender unos de otros y de sus profesores".

Para desarrollar formas de ayudar a los estudiantes y maestros a perfeccionar su toma de perspectiva, Gehlbach decidió que primero era necesario comprender más completamente el proceso subyacente. En una investigación que se publicará a principios del próximo año, Gehlbach, la estudiante de doctorado Maureen Brinkworth, Ed.M.'06, y Ming-Te Wang, Ed.M.'06, Ed.D.'10, analizaron de cerca cómo SPT realmente sucede. El estudio arrojó algunas pistas importantes sobre lo que motiva a las personas a adoptar las perspectivas de los demás, las estrategias utilizadas por los tomadores de perspectiva "expertos" y las fuentes de evidencia que informan las conclusiones de los tomadores de perspectiva.

Elegir empatizar

¿Qué nos motiva a tomar la perspectiva de los demás? “Estamos expuestos a docenas de personas todos los días, en la fila de la caja del supermercado, durante nuestro viaje al trabajo o la escuela, o sentados en un restaurante; sin embargo, somos muy selectivos con aquellos con quienes nos identificamos”, dice Gehlbach. Para descubrir los factores motivacionales en el SPT, Gehlbach y sus colegas compararon dos grupos de participantes: una muestra de 18 adultos de profesiones como la enseñanza, la psicoterapia y la inteligencia militar, quienes fueron identificados por sus pares como expertos en la toma de perspectiva social y un grupo de 13 estudiantes de secundaria nominados por sus maestros y administradores y elegidos debido a sus aparentes luchas con SPT.

Todos los participantes completaron una encuesta, vieron un video y respondieron preguntas relacionadas durante entrevistas en profundidad diseñadas para descubrir los factores desencadenantes y las barreras para el SPT. Un hallazgo clave fue que si una persona o situación es importante para nosotros, es mucho más probable que participemos en SPT. "Por ejemplo", explica Gehlbach, "un guardia de cruce de fronteras que está tratando de identificar a alguien que podría ser una amenaza, o [un] detective que interroga a un sospechoso de alto riesgo, está muy motivado para tomar la perspectiva de esa persona para tratar de averiguar lo que podrían estar pensando ".

En circunstancias menos dramáticas, una persona de alto riesgo podría ser un miembro de la familia, un maestro o un estudiante cuyas opiniones y acciones nos importan. “Los estudiantes que quieren tener un buen desempeño en la escuela tienen un gran interés en las expectativas de los maestros, y los adolescentes, en general, están muy interesados ​​en cómo son vistos por sus compañeros”, dice. "Así es como desarrollamos un sentido de nosotros mismos durante un momento crítico de nuestras vidas".

Un hallazgo más inesperado, dice Gehlbach, es la medida en que el papel que asumen los individuos en una situación determinada determina si participan o no en SPT. “Un miembro del Ejército que entrevistamos estaba muy motivado para participar en el SPT cuando estaba en su papel de interrogador. Sin embargo, cuando estaba en su papel de disciplinario de su unidad, estaba completamente desinteresado en la perspectiva de los soldados que habían roto las reglas ”, dice Gelbach. “Un maestro que considera que su trabajo es únicamente para entregar contenido puede que no intente averiguar qué está pasando con un estudiante que presta atención el lunes pero se porta mal el miércoles.

“Ese tipo de maestro podría ver la toma de perspectiva como el trabajo de un consejero escolar”, continúa Gehlbach, “pero lo que es interesante de considerar, especialmente para aquellos de nosotros que queremos mejorar el SPT en entornos educativos, es la posibilidad de que el rol de uno pueda ser cambiado."

Si los maestros que se enfocan principalmente en entregar contenido pueden estar convencidos de que tener una mejor comprensión de las perspectivas de sus estudiantes aumentará su éxito, dice Gehlbach, "pueden cambiar su estrategia para incluir un mayor énfasis en SPT".

Estrategias y señales

Cuando se trata de estrategias que facilitan la adopción de una perspectiva social, se usa comúnmente el viejo modo de ponerse en el lugar del otro, pero de ninguna manera es infalible. "Eso puede ser arriesgado", dice Gehlbach, "porque puedes imponer tus valores y antecedentes personales a alguien que quizás no los comparta en absoluto".

Una estrategia más sofisticada que surgió en el estudio fue la práctica de retrasar los juicios sobre los demás hasta que se disponga de amplia información. "Esta era una técnica que los psicólogos de asesoramiento utilizaban a menudo", relata Gehlbach, "junto con el voluntariado de información sobre sí mismos para extraer las percepciones de sus clientes".

Al observar las fuentes de evidencia utilizadas para discernir los pensamientos y sentimientos de los demás, las entrevistas en profundidad con los participantes revelaron 12 señales diferentes, que incluyen expresiones faciales, gestos, tono de voz y posturas.

"Un punto de datos que fue un poco menos intuitivo", dice Gehlbach, "fue la falta de reacciones esperadas". En uno de los videos utilizados en el estudio, cuando se contó una broma y no provocó risas, los espectadores concluyeron que la persona que escuchaba no entendía lo que estaba pasando. “Comenzaron a leer algo en eso”, dice. "Parece que las respuestas inesperadas son una señal bastante fuerte en la toma de perspectiva social".

Desencadenantes y barreras

La investigación de Gehlbach, que se publicará próximamente, ofrece numerosos conocimientos sobre los factores desencadenantes y las barreras que influyen en la adopción de la perspectiva social en el aula. “La carga cognitiva es un ejemplo de barrera que se cita con frecuencia”, relata. "Si un maestro se enfoca en tomar asistencia, comenzar una lección, ponerse al día con un estudiante que estuvo ausente ayer y programar la observación del director, tomar la perspectiva de 25 estudiantes en una clase determinada es muy difícil". Por otro lado, Gehlbach dice que las metas de relación, "como cuando un estudiante se relaciona con un nuevo compañero de clase para conocerlo mejor", promueven el SPT y podrían usarse para facilitar el aprendizaje entre pares en el aula.

Una de las mayores sorpresas del estudio fue la medida en que los participantes "expertos" y los estudiantes novatos del SPT obtuvieron resultados similares en un espectro de medidas. "Creo que eso es indicativo de la complejidad del proceso", comenta Gehlbach. “Incluso aquellos que luchan con las estrategias y habilidades de SPT pueden recorrer un largo camino solo por la motivación. Es una gran plataforma sobre la que construir a medida que comenzamos a desarrollar enfoques para enseñar SPT en entornos escolares ".


Boletines informativos gratuitos

Cristo y su iglesia han tenido una enorme influencia. Y si tan solo estuviéramos abiertos y decididos por Jesucristo en la plenitud de nuestro compromiso, entonces tendríamos mucha más influencia de la que tenemos.

Así que, lejos del pesimismo, y también del ciego optimismo, como si pensáramos que la utopía estaba a la vuelta de la esquina. No, los cristianos son realistas bíblicos de mente seria, que tienen una doctrina equilibrada de la creación para la redención y la consumación. No somos impotentes. Me temo que lo que somos, más bien, es a menudo perezosos, miopes, incrédulos y desobedientes a la comisión de Jesús.

Más allá de la mera supervivencia

Para muchos de nosotros, los versículos de Mateo 5 se están volviendo cada vez más familiares. Vemos su gran importancia hoy y comenzamos a mirarlos nuevamente. En el Sermón del Monte, Jesús proclama, en el versículo 13: "Vosotros sois la sal de la tierra". Versículo 14: "Vosotros sois la luz del mundo". buenas obras y glorificad a vuestro Padre que está en los cielos '' (ERV).

En ambas metáforas de la sal y la luz, Jesús enseña sobre la responsabilidad de los cristianos en una sociedad no cristiana, subcristiana o poscristiana. Él enfatiza la diferencia entre cristianos y no cristianos, entre la iglesia y el mundo, y enfatiza las influencias que los cristianos deben tener en el ambiente no cristiano. La distinción entre los dos es clara. El mundo, dice, es como carne podrida. Pero vas a ser la sal del mundo. El mundo es como una noche oscura, pero tú debes ser la luz del mundo. Ésta es la diferencia fundamental entre el cristiano y el no cristiano, la iglesia y el mundo.

Luego pasa de la distinción a la influencia. Como la sal en la carne en descomposición, los cristianos deben obstaculizar la decadencia social. Como luz en la oscuridad reinante, los cristianos deben iluminar la sociedad y mostrarla de una mejor manera. Es muy importante comprender estas dos etapas en la enseñanza de Jesús. La mayoría de los cristianos aceptan que existe una distinción entre el cristiano y el no cristiano, entre la iglesia y el mundo. La nueva sociedad de Dios, la iglesia, es tan diferente de la vieja sociedad como la sal de la carne podrida y la luz de la oscuridad.

Pero hay demasiadas personas que se detienen allí, demasiadas personas cuya única preocupación es la supervivencia, es decir, mantener la distinción. La sal debe conservar su sabor salado, dicen. No debe contaminarse. La luz debe conservar su brillo. No debe ser sofocado por la oscuridad. Eso es verdad. Pero eso es simplemente supervivencia. La sal y la luz no son solo un poco diferentes de su entorno. Deben tener una poderosa influencia en su entorno. La sal debe frotarse en la carne para detener la pudrición. La luz debe brillar en la oscuridad. Debe colocarse sobre un candelabro y debe iluminar el ambiente. Esa es una influencia en el medio ambiente bastante diferente a la mera supervivencia.

Cuatro poderes

¿Cuál es la naturaleza de esta influencia? Permítanme sugerirles algunas formas en las que los cristianos tenemos poder.

Primero, hay poder en la oración. Le ruego que no descarte esto como una piadosa perogrullada. No lo es. Hay algunos cristianos que son tan activistas sociales que nunca se detienen a rezar. Están equivocados, ¿no es así? La oración es una parte indispensable de la vida cristiana y de la vida de la iglesia. Y el primer deber de la iglesia hacia la sociedad y sus líderes es orar por ellos. `` Insto, entonces, en primer lugar '', escribe Pablo en su primera carta a Timoteo, & cita que se hagan peticiones, oraciones, intercesión y acción de gracias por todos los pueblos & mdash por los reyes y todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida pacífica y tranquila en toda piedad. y santidad '' (1 Ti. 2: 1-2).

Si hay más violencia en la comunidad que paz, más indecencia que modestia, más opresión que justicia, más secularismo que piedad, ¿es la razón por la que la iglesia no está orando como debería? Creo que en nuestros servicios normales, debemos tomarnos con creciente seriedad los cinco o diez minutos de intercesión en los que, como congregación, nos postramos ante Dios y le traemos al mundo y a sus líderes, y le pedimos que intervenga. Y lo mismo es cierto en nuestras reuniones de oración, en nuestros grupos de compañerismo y en nuestras oraciones privadas. Creo que la mayoría de nosotros, incluido yo mismo, somos más parroquiales que globales en nuestras oraciones. ¿Pero no somos cristianos globales? ¿No compartimos las preocupaciones globales de nuestro Dios global? Debemos expresar estas preocupaciones en nuestras oraciones.

En segundo lugar, está el poder de la verdad. Todos creemos en el poder de la verdad del evangelio. Nos encanta decir: "Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es el poder de Dios que trae salvación a todo el que cree" (Rom. 1:16). Estamos convencidos del poder del evangelio en el evangelismo y mdasht que trae salvación y redención a aquellos que responden y creen en Jesús. Pero no es solo el evangelio lo que es poderoso. Toda la verdad de Dios es poderosa. La verdad de Dios de cualquier tipo es mucho más poderosa que las mentiras del Diablo. ¿Crees eso o eres pesimista? ¿Crees que el diablo es más fuerte que Dios? ¿Crees que las mentiras son más fuertes que la verdad? El cristiano cree que la verdad es más fuerte que la mentira y que Dios es más fuerte que el diablo. Como escribe Pablo en 2 Corintios 13: 8: `` Porque nada podemos hacer contra la verdad, sino solo por la verdad ''. Como dijo Juan en su prólogo del cuarto evangelio: `` La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no vencieron. eso. '' Por supuesto que no puede que la luz sea la verdad de Dios.

Aleksandr Solzhenitsyn, el legendario disidente soviético, creía en el poder de la verdad sobre las mentiras. Al recibir el Premio Nobel de Literatura, pronunció un discurso titulado "Una palabra de verdad". Los escritores, dice, "el refugio" no tienen ningún cohete que hacer estallar. Nosotros ni siquiera arrastramos el vehículo auxiliar más insignificante. No tenemos ningún poder militar. Entonces, ¿qué puede hacer la literatura frente al despiadado ataque de la violencia abierta? ”Solzhenitsyn no dice que no tengamos ningún poder. Dice: "Una palabra de verdad pesa más que el mundo entero". Si alguien debería creer eso, son los cristianos. Es cierto. La verdad es mucho más poderosa que las bombas, los tanques y las armas.

¿Cómo vamos a ver el poder de la verdad en acción? Persuasión por argumento. Así como necesitamos apologistas doctrinales en el evangelismo para argumentar la verdad del evangelio, también necesitamos apologistas éticos en la acción social para argumentar la verdad y la bondad de la ley moral de Dios. Necesitamos más pensadores cristianos que usen sus mentes para Jesucristo, que hablen, escriban, transmitan y televisen para influir en la opinión pública.

Les daré un ejemplo rápido. No se puede obligar a la gente a ir a la iglesia por ley. No puedes obligarlos a descansar los domingos. Tampoco podemos simplemente citar de la Biblia como si eso resolviera el asunto. Pero podemos presentar nuestros mejores argumentos. Podemos argumentar que, psicológica y físicamente, los seres humanos necesitan un día de descanso de cada siete, y que socialmente es bueno que las familias que están separadas durante la semana tengan un día juntos el domingo. Podemos defender una legislación que proteja a los trabajadores de verse obligados a trabajar y fomente la vida familiar. En este ejemplo, no estamos imponiendo nuestros puntos de vista cristianos, ni dejando solos a los no cristianos en sus propios puntos de vista, ni citando la Biblia dogmáticamente. Simplemente estamos usando cada argumento y mdashfísico, psicológico, sociológico y mdash para elogiar la sabiduría y la verdad de la enseñanza bíblica. ¿Por qué? Porque creemos en el poder de la verdad.

Si duda del poder de las formas seculares de argumentación para iluminar la verdad bíblica, considere un artículo que apareció en la revista estadounidense Seventeen en 1977 titulado & quot; El caso contra la convivencia & quot ;.Es una entrevista con Nancy Moore Clatworthy, socióloga de The Ohio. Universidad Estatal. Durante diez años, Clatworthy había estado estudiando el fenómeno de las parejas no casadas que vivían juntas. When she began, she was predisposed towards the custom. "Young people," she said, "have told us it was quite wonderful." And she said she believed them. It seemed to her to be a sensible arrangement, a useful step in courtship in which couples get to know one another. But her research, involving the testing of hundreds of couples, married and unmarried, led her to change her mind. And she concluded that living together was not doing the things the couples expected it to do, especially with girls. She found them uptight, fearful, looking past the rhetoric to the possible pain and agony.

Clatworthy makes two points: In the areas of happiness, respect, and adjustment, "Couples who live together before they're married have more problems than couples who marry first." In every area, the couples who lived together before marriage disagreed more often than the couples who hadn't. Living together, she concludes, doesn't solve your problems.

Her second point was about commitment, the expectation a person has about the outcome of a relationship. Commitment is what makes marriage and living together work. But here's the problem: "Knowing that something is temporary, like living together unmarried, affects the degree of commitment to it. So unmarried couples are less than wholehearted in working to sustain and protect their relationship. And, consequently, 75 percent of them break up. And especially the girls are badly hurt." She concludes, "Statistically you are much better off marrying than living together, because for people who are in love, anything less than a full commitment is a cop-out."

Now, I don't think that Clatworthy is a Christian. Her appeal is not to the authority of Scripture but to the findings of sociology. And yet her sociological research vindicates the wisdom of Christian ethics as it applies to the institution of marriage. It reminds us that God's truth has power, in both its biblical and non-biblical guises.

Our third power as Christians is the power of example. Truth is powerful when it's argued. It's more powerful when it's exhibited. People need not only to understand the argument. They need to see the benefits of the argument with their own eyes. It's hard to exaggerate the power for good that a thoroughly Christian family can exert, for instance, in a public housing development. The whole community can see the husband and wife loving and honoring one another, devoted and faithful to one another, and finding fulfillment in one another. They see the children growing up in the security of a loving and disciplined home. They see a family not turned in on itself, but turned outward&mdashentertaining strangers, welcoming, keeping an open home, seeking to get involved in the concerns of the community. One Christian nurse in a hospital one Christian teacher in a school one Christian in a shop, in a factory, or in an office&mdashwe will all make a difference, for good or for ill.

Christians are marked people. The world is watching. And God's major way of changing the old society is to implant within it his new society, with its different values, different standards, different joys, and different goals. Our hope is that the watching world will see these differences, and find them attractive, that they "may see your good deeds and glorify your Father in heaven" (Matt. 5:16).

Fourth, Christians have the power of group solidarity&mdashthe power of a dedicated minority. According to the American sociologist Robert Belair, at the Institute for Advanced Study at Princeton University, "We should not underestimate the significance of the small group of people who have a vision of a just and gentle world. The quality of a whole culture may be changed when two percent of its people have a new vision."

That was the way of Jesus. He began with a small group of only 12 dedicated people. Within a few years, Roman officials complained they were turning the world upside down. There is a great need for dedicated Christian groups committed to one another, committed to a vision of justice, committed to Christ groups that will pray together, think together, formulate policies together, and get to work together in the community.

Do you want to see your national life made more pleasing to God? Do you have a vision of a new godliness, a new justice, a new freedom, a new righteousness, a new compassion? Do you wish to repent of sub-Christian pessimism? Will you reaffirm your confidence in the power of God, in the power of prayer, of truth, of example, of group commitment&mdashand of the gospel? Let's offer ourselves to God, as instruments in his hands&mdashas salt and light in the community. The church could have an enormous influence for good, in every nation on earth, if it would commit itself totally to Christ. Let's give ourselves to him, who gave himself for us.

John R. W. Stott (1921-2011) was rector of All Souls Church in London, founder of Langham Partnership International, and the author of many books. This article is adapted from a sermon published on Christianity Today 's sister website PreachingToday.com.

Copyright © 2011 Christianity Today. Click for reprint information.

Related Elsewhere:

Christianity Today has a collection of articles describing the life and ministry of John R. W. Stott.

CT's sister website, PreachingToday.com, has published several of Stott's sermons, including:

Other CT articles on spirituality include:

John R. W. Stott (1921 – 2011) is known worldwide as a preacher, evangelist, author, and theologian. For 66 years he served All Souls Church, Langham Place, in London, England, where he pioneered effective urban evangelistic and pastoral ministry. During these years he authored more than 50 books, and served as one of the original Contributing Editors for Christianity Today. Stott had a global vision and built strong relationships with church leaders outside the West in the Majority World. A hallmark of Stott's ministry was his vision for expository biblical preaching that addresses the hearts and minds of contemporary men and women. In 1969 he founded a trust that eventually became Langham Partnership International (www.langham.org), a ministry that continues his vision of partnership with the Majority World Church. Stott was honored by Time magazine in 2005 as one of the "100 Most Influential People in the World."

Have something to add about this? See something we missed? Share your feedback here.


The Anthropocene: conceptual and historical perspectives

The human imprint on the global environment has now become so large and active that it rivals some of the great forces of Nature in its impact on the functioning of the Earth system. Although global-scale human influence on the environment has been recognized since the 1800s, the term Anthropocene, introduced about a decade ago, has only recently become widely, but informally, used in the global change research community. However, the term has yet to be accepted formally as a new geological epoch or era in Earth history. In this paper, we put forward the case for formally recognizing the Anthropocene as a new epoch in Earth history, arguing that the advent of the Industrial Revolution around 1800 provides a logical start date for the new epoch. We then explore recent trends in the evolution of the Anthropocene as humanity proceeds into the twenty-first century, focusing on the profound changes to our relationship with the rest of the living world and on early attempts and proposals for managing our relationship with the large geophysical cycles that drive the Earth’s climate system.

Referencias

. 2007 La Biosphère de l’Anthropocène:climat et pétrole, la double menace Geneva, Switzerland Georg/Editions Médecine and Hygiène Repères transdisciplinaires (1824–2007). Google Scholar

2004 Global change and the earth system:a planet under pressure Berlin, Germany Springer The IGBP Book Series. Google Scholar

. 2000 The Anthropocene . Global Change Newsl. 41, 17-18. Google Scholar

. 2002 Geology of mankind:the Anthropocene . Naturaleza 415, 23(doi:10.1038/415023a). Crossref, PubMed, Google Scholar

Zalasiewicz J., Williams M., Steffen W.& Crutzen P.

. 2010 The new world of the Anthropocene . Environ. Sci. Technol. 44, 2228-2231(doi:10.1021/es903118j). Crossref, PubMed, Google Scholar

Meadows D. H., Meadows D. L., Randers J.& Behrens W. W.

. 1972 The limits to growth New York, NY Universe Books . Google Scholar

. 1991 Leaving Eden:to protect and manage the Earth Cambridge, UK Cambridge University Press . Google Scholar

. 1992 Global warming:understanding the forecast New York, NY American Museum of Natural History, Environmental Defense Fund, Abbeville Press . Google Scholar

. 1986 Sustainable development of the biosphere Cambridge, UK Cambridge University Press . Google Scholar

. 1873 Corso di geologia vol. II

. 1874 The earth as modified by human action:a new edition of ‘Man and Nature’ New York, NY Scribner, Armstrong and Co. (Reprinted by Arno Press) . Crossref, Google Scholar

. 1864 Man and nature or, physical geography as modified by human action New York, NY Charles Scribners. (Reprinted by The Belknap Press of Harvard University Press) . Google Scholar

. 1922 Man as a geological agent London, UK H.F. and G. Witherby . Google Scholar

. 1956 Man’s role in changing the face of the Earth Chicago, IL University of Chicago Press . Google Scholar

Turner B. L., Clark W. C., Kates R. W., Richards J. F., Mathews J. T.& Meyer W. B.

. 1990 The Earth as transformed by human action:global and regional changes in the biosphere over the past 300 years Cambridge, UK Cambridge University Press . Google Scholar

Naredo J. M., Gutierrez L.& ed s.

. 2005 La incidencia de la especie humana sobre la faz de la Tierra (1955–2005) Granada, Spain Fundacion César Manrique, Lanzarote, Universidad de Granada . Google Scholar

. 1875 Die Entstehung der Alpen Wien, Germany W. Braunmüller . Google Scholar

. 1924 La géochimie Paris, France Librairie Félix Alcan . Google Scholar

. 1929 La biosphere Paris, France Librairie Félix Alcan . Google Scholar

. 2007 Geochemistry and the biosphere:essays by Vladimir I. Vernadsky Sante Fe, NM Synergetic Press (First English translation from the 1967 Russian edition of selected works.). Google Scholar

. 1999 The biosphere and the noosphere reader London, UK Routledge . Crossref, Google Scholar

. 1948 Our plundered planet Boston, MA Little, Brown and Co . Google Scholar

. 1945 The biosphere and the noosphere . Soy. Scient. 33, 1-12. Google Scholar

. 1907 L’Evolution créatrice Paris, France Librairie Félix Alcan (Creative evolution, transl. Arthur Mitchell, Henry Holt and Co. and New York). Google Scholar

. 1918 The evolution of the Earth New Haven, CT Yale University Press . Google Scholar

. 1979 Gaia:a new look at life on Earth Oxford, UK Oxford University Press . Google Scholar

. 1988 The ages of Gaia:a biography of our living Earth New York, NY W.W. Norton and Co . Google Scholar

. 1896 On the influence of carbonic acid in the air upon the temperature of the ground . Phil. Mag. J. Sci. Ser. 41, 237-276. Crossref, Google Scholar

. 1938 The artificial production of carbon dioxide and its influence on temperature . Q. J. R. Meteorol. Soc. 64, 223-240(doi:10.1002/qj.49706427503). Crossref, Google Scholar

. 2010 Challenged by carbon:the oil industry and climate change Cambridge, UK Cambridge University Press . Google Scholar

. 1997 World fire:the culture of fire on Earth Seattle, WA University of Washington Press . Google Scholar

. 1976 The brain in hominid evolution . Enciclopedia Británica vol 8 London, UK Encyclopaedia Britannica 1032Macropaedia. Google Scholar

. 1962 A revolution in the iron and coal industries during the Northern Sung . J. Asian Stud. 21, 153-162(doi:10.2307/2050519). Crossref, Google Scholar

. 1967 A cycle of economic change in Imperial China:coal and iron in northeast China, 750–1350 . J. Econ. Soc. History Orient 10, 102-159(doi:10.1163/156852067X00109). Crossref, Google Scholar

. 1975 Air pollution and fuel crisis in preindustrial London, 1250–1650 . Technol. Cultura 16, 337-359(doi:10.2307/3103030). Crossref, PubMed, Google Scholar

. 1987 The big smoke:a history of air pollution in London since medieval times London, UK Methuen . Google Scholar

. 1984 Quaternary extinctions:a prehistoric revolution Tucson, AZ University of Arizona Press . Google Scholar

. 2001 A multispecies overkill simulation of the end-Pleistocene megafaunal mass extinction . Ciencias 292, 1893-1896(doi:10.1126/science.1059342). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

2001 New ages for the last Australian megafauna:continent-wide extinction about 46,000 years ago . Ciencias 292, 1888-1892(doi:10.1126/science.1060264). Crossref, PubMed, Google Scholar

. 2003 The anthropogenic greenhouse gas era began thousands of years ago . Clim. Cambio 61, 261-293(doi:10.1023/B:CLIM.0000004577.17928.fa). Crossref, Google Scholar

Kutzbach J. E., Ruddiman W. F., Vavrus S. J.& Philippon G.

. 2010 Climate model simulation of anthropogenic influence on greenhouse-induced climate change (early agriculture to modern): the role of ocean feedbacks . Clim. Cambio 99, 351-381(doi:10.1007/s10584-009-9684-1). Crossref, Google Scholar

. 2002 An exceptionally long interglacial ahead . Ciencias 297(doi:10.1126/science.1076120). Crossref, PubMed, Google Scholar

. 2006 The Holocene CO2 rise:anthropogenic or natural . Eos Trans. AGU 87, 27-29(doi:10.1029/2006EO030002). Crossref, Google Scholar

Joos F., Gerber S., Prentice I. C., Otto-Bliesner B. L.& Valdes P. J.

. 2004 Transient simulations of Holocene atmospheric carbon dioxide and terrestrial carbon since the Last Glacial Maximum . Global Biogeochem. Cycles 18, GB2002(doi:10.1029/2003GB002156). Crossref, Google Scholar

Stocker B., Strassmann K.& Joos F.

. 2010 Sensitivity of Holocene atmospheric CO2 and the modern carbon budget to early human land use:analysis with a process-based model . Biogeosci. Discuss. 7, 921-952(doi:10.5194/bgd-7-921-2010). Crossref, Google Scholar

. 1990 L’effet de serre de la Biosphère:de la révolution thermo-industrielle à l’écologie globale . Stratégies énergétiques, Biosphère et Societé 1, 9-34. Google Scholar

. 1999 The British industrial revolution:an economic perspective Boulder, CO Westview Press . Google Scholar

. 2001 Der Europäische Sonderweg:Ursachen und Factoren Stuttgart, Germany Breuninger Stiftung GmbH . Google Scholar

. 2008 Energy in nature and society:general energetics of complex systems Cambridge, MA MIT Press . Google Scholar

. 2011 Anthropogenic transformation of the terrestrial biosphere . Phil. Trans. R. Soc. A 369, 1010-1035(doi:10.1098/rsta.2010.0331). Link, ISI, Google Scholar

. 2000 Something new under the sun:an environmental history of the twentieth century world London, UK W.W. Norton . Google Scholar

. 2006 Land-use and land-cover change:local processes and global impacts Berlin, Germany Springer The IGBP Global Change Series. Crossref, Google Scholar

Steffen W., Crutzen P. J.& McNeill J. R.

. 2007 The Anthropocene:are humans now overwhelming the great forces of Nature . Ambio 36, 614-621(doi:10.1579/0044-7447(2007)36[614:TAAHNO]2.0.CO2). Crossref, PubMed, Google Scholar

Etheridge D. M., Steele L. P., Langefelds R. L., Francey R. J., Barnola J.-M.& Morgan V. I.

. 1998 Historical CO2 records from the Law Dome DE08, DE08-2, and DSS ice cores . Trends:a compendium of data on global change Oak Ridge, TN Carbon Dioxide Information Analysis Center, Oak Ridge National Laboratory . Google Scholar

1999 Holocene carbon-cycle dynamics based on CO2 trapped in ice at Taylor Dome, Antarctica . Naturaleza 398, 121-126(doi:10.1038/18158). Crossref, Google Scholar

. 1960 The concentration and isotopic abundance of CO2 in the atmosphere . Tellus 12, 200-203(doi:10.1111/j.2153-3490.1960.tb01300.x). Crossref, Google Scholar

Hibbard K. A., Crutzen P. J., Lambin E. F., Liverman D., Mantua N. J., McNeill J. R., Messerli B.& Steffen W.

. 2006 Decadal interactions of humans and the environment . Integrated history and future of people on Earth

, Costanza R., Graumlich L.& Steffen W.

MIT Press Boston, MA 341-375Dahlem Workshop Report 96. Google Scholar

. 2008 An Earth system perspective of the global nitrogen cycle . Naturaleza 451, 293-296(doi:10.1038/nature06592). Crossref, PubMed, Google Scholar

2000 Consequences of changing biotic diversity . Naturaleza 405, 234-242(doi:10.1038/35012241). Crossref, PubMed, Google Scholar

Cambridge, UK Cambridge University Press . Google Scholar

Raupach M. R., Marland G., Ciais P., Le Quéré C., Canadell J. G., Klepper G.& Field C. B.

. 2007 Global and regional drivers of accelerating CO2 emissions . Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 104, 10288–10293(doi:10.1073/pnas.0700609104). Google Scholar

2009 Trends in the sources and sinks of carbon dioxide . Nat. Geosci. 2, 831-836(doi:10.1038/ngeo689). Crossref, ISI, Google Scholar

Sorrell S., Speirs J., Bentley R., Brandt A.& Miller R.

. 2009 An assessment of the evidence for a near-term peak in global oil production London, UK Energy Research Centre . Google Scholar

. 1949 Energy from fossil fuels . Ciencias 109, 103-109(doi:10.1126/science.109.2823.103). Crossref, PubMed, Google Scholar

Cordell D., Drangert J.-O.& White S.

. 2009 The story of phosphorus:global food security and food for thought . Global Environ. Cambio 19, 292-305(doi:10.1016/j.gloenvcha.2008.10.009). Crossref, Google Scholar

2010 Creation of a bacterial cell controlled by a chemically synthesized genome . Ciencias 329, 52-56(doi:10.1126/science.1190719). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

. 2010 Synthetic genome brings new life to bacterium . Ciencias 328, 958-959(doi:10.1126/science.328.5981.958). Crossref, PubMed, Google Scholar

2001 The sequence of the human genome . Ciencias 291, 1304-1351(doi:10.1126/science.1058040). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

2001 Initial sequencing and analysis of the human genome . Naturaleza 409, 860-921(doi:10.1038/35057062). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

. 1953 The production of amino acids under possible primitive Earth conditions . Ciencias 117, 528-529(doi:10.1126/science.117.3046.528). Crossref, PubMed, Google Scholar

. 1959 Organic compound synthesis on the primitive Earth . Ciencias 130, 245-251(doi:10.1126/science.130.3370.245). Crossref, PubMed, Google Scholar

2010 Global biodiversity:indicators of recent declines . Ciencias 328, 1164-1168(doi:10.1126/science.1187512). Crossref, PubMed, Google Scholar

2004 Key biodiversity areas as site conservation targets . Bioscience 54(doi:10.1641/0006-3568(2004)054[1110:KBAASC]2.0.CO2). Crossref, Google Scholar

2005 Pinpointing and preventing imminent extinctions . Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 102, 18497–18501(doi:10.1073/pnas.0509060102). Google Scholar

Collen B., Loh J., Whitmee S., Mcrae L., Amin R.& Baillie J. E. M.

. 2009 Monitoring change in vertebrate abundance:the Living Planet Index . Conserv. Biol. 23, 317-327(doi:10.1111/j.1523-1739.2008.01117.x). Crossref, PubMed, Google Scholar

2008 Humid tropical forest clearing from 2000 to 2005 quantified by using multitemporal and multiresolution remotely sensed data . Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 105, 9439–9444(doi:10.1073/pnas.0804042105). Google Scholar

. In press Climate change:a truly complex and diabolical policy problem . Oxford handbook of climate change and society

, Dryzek J. S., Norgaard R. B.& Schlosberg D.

Oxford, UK Oxford University Press . Google Scholar

. 2009 The Earth system:sustaining planetary life support systems . Principles of ecosystem stewardship:resilience-based natural resource management in a changing world

, Chapin F. S., Kofinas G. P.& Folke C.

Lenton T. M., Held H., Kriegler E., Hall J. W., Lucht W., Rahmstorf S.& Schellnhuber H. J.

. 2008 Tipping elements in the Earth’s climate system . Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 105, 1786–1793(doi:10.1073/pnas.0705414105). Google Scholar

. 1978 Adaptive environmental assessment and management Toronto, Canada John Wiley and Sons International Series on Applied Systems Analysis. Google Scholar

Bunnell F., Dunsworth G., Huggard D.& Kremsater L.

. 2003 Learning to sustain biological diversity on Weyerhauser’s coastal tenure Vancouver, Canada Weyerhauser Company . Google Scholar

Haynes R. W., Bormann B. T.& Martin J. R.

. 2006 Northwest forest plan—the first 10 years (1993–2003):synthesis of monitoring and research results General PNW-GTR-Portland, OR:USDA Forest Service, Pacific Northwest Research Station. Crossref, Google Scholar

. 2008 Analyzing decentralized resource regimes from a polycentric perspective . Policy Sci. 41, 71-93(doi:10.1007/s11077-007-9055-6). Crossref, Google Scholar

. 2007 Community-based conservation in a globalized world . Proc. Natl Acad. Sci. Estados Unidos 104, 15188–15193(doi:10.1073/pnas.0702098104). Google Scholar

. 2005 Understanding institutional diversity Princeton, NJ Princeton University Press . Google Scholar

Meinshausen M., Meinshausen N., Hare W., Raper S. C. B., Frieler K., Knutti R., Frame D. J.& Allen M. R.

. 2009 Greenhouse-gas emission targets for limiting global warming to 2°C . Naturaleza 458, 1158-1162(doi:10.1038/nature08017). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

Allen M. R., Frame D. J., Huntingford C., Jones C. D., Lowe J. A., Meinshausen M.& Meinshausen N.

. 2009 Warming caused by cumulative carbon emissions towards the trillionth tonne . Naturaleza 458, 1163-1166(doi:10.1038/nature08019). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

Rasch P. J., Crutzen P. J.& Coleman D. B.

. 2008 Exploring the geoengineering of climate using stratospheric sulfate aerosols:the role of particle size . Geophys. Res. Letón. 35, L02809(doi:10.1029/2007GL032179). Crossref, Google Scholar

. 2008 Geoscale engineering to avert dangerous climate change . Phil. Trans. R. Soc. A 366, 3839-4056(Theme Issue). Google Scholar

. 2010 Fixing the sky:the checkered history of weather and climate control New York, NY Columbia University Press . Google Scholar

. 1977 Climatic changes Washington, DC American Geophysical Society . Crossref, Google Scholar

. 2006 Albedo enhancement by stratospheric sulfur injections:a contribution to resolve a policy dilemma . Clim. Cambio 77, 211-219(doi:10.1007/s10584-006-9101-y). Crossref, Google Scholar

. 2005 Air pollution-related illness:effects of particles . Ciencias 308, 804-806(doi:10.1126/science.1108752). Crossref, PubMed, Google Scholar

. 2005 Impact of improved air quality on the future evolution of climate . Geophys. Res. Letón. 32, L23704(doi:10.1029/2005GL023902). Crossref, Google Scholar

Tilmes S., Garcia R. R., Kinnison D. E., Gettelman A.& Rasch P. J.

. 2009 Impact of geoengineered aerosols on the troposphere and stratosphere . Geophys. Res. 114, D12305(doi:10.1029/2008JD011420). Crossref, Google Scholar

. 2007 Effects of Mt Pinatubo volcanic eruption on the hydrological cycle as an analog of geoengineering . Geophys. Res. Letón. 34, 15702(doi:10.1029/2007GL030524). Crossref, Google Scholar

Gillett N. P., Weaver A. J., Zwiers F. W.& Wehner M. F.

. 2004 Detection of volcanic influence on global precipitation . Geophys. Res. Letón. 31, 12217(doi:10.1029/2004GL020044). Crossref, Google Scholar

Lambert F. H., Gillett N. P., Stone D. A.& Huntingford C.

. 2005 Attribution studies of observed land precipitation changes with nine coupled models . Geophys. Res. Letón. 32, 18704(doi:10.1029/2005GL023654). Crossref, Google Scholar

Bruckner T.& Schellnhuber H. J.

. 1999 Climate change protection:the tolerable windows approach . IPTS Rep. 34, 6-14. Google Scholar

2009 A safe operating space for humanity . Naturaleza 461, 472-475(doi:10.1038/461472a). Crossref, PubMed, ISI, Google Scholar

2009 Planetary boundaries:exploring the safe operating space for humanity . Ecol. Soc. 14, 32See http://www.ecologyandsociety.org/vol14/iss2/art32/. Google Scholar

. 2010 Requiem for a species. Why we resist the truth about climate change Sydney, Australia Allen and Unwin . Google Scholar

. 1957 A theory of cognitive dissonance Stanford, CA Stanford University Press . Google Scholar

Richardson K., Strager H.& Rosing M.

. Inpress When scientific discoveries threaten human identity . Climate change:global risks, challenges and decisions


October 10, 2011-A New Perspective - History

We know that making a film requires that first leap of faith. For you to take a chance on your story, and for someone to take a chance on you. This fellowship encourages that spirit coupled with the knowledge that not everyone has been given an equal chance to tell the stories they want, and that this creative freedom is a form of justice in and of itself.

We know that multiple perspectives are key to capturing the truth of a moment and America today. We love supporting documentary films that inspire, provoke, and illuminate through innovative use of story and form. We also recognize it's incredibly difficult to get started and funding opportunities for artists who create against the grain has never been more competitive. Doc Society is excited to provide an alternative and launch the New Perspectives Fellowship supporting the development and production of non-fiction projects by filmmakers.

Applications are now closed

We are particularly looking for filmmakers who offer a rare insight of the often underrepresented and overlooked who see more than what's being shown in the common zeitgeist. We're looking for those stories that break barriers and explore nuance over polarity.

Across every corner of the United States, we want to hear from you and support your vision.

Funding and Mentorship

Over the course of this two year fellowship, our aim is to support and sustain distinctive creative voices at critical junctures in their careers through targeted grantmaking, bespoke artist support, and training. In partnership with the Perspective Fund, the New Perspectives Fellowship supports filmmakers with a strong directorial vision, fierce creativity, and an unwavering belief in the transformative, ecstatic, and restorative power of art. From developing a creative approach, casting characters, and designing an effective impact campaign -- we will be mentoring filmmakers on both the production of this project and their careers at large. We are looking for documentary filmmakers eager to share their perspective of the world around them. This fellowship empowers artists to be brave and curious in pursuing the stories they seek to tell.

We are dedicated to supporting diversity across gender, sexuality, race, regions, mixed-abilities and class. There are a wealth of innovative, bold, and driven storytellers who are waiting for this industry to open its gates. We need your talent and your perspectives to imagine what’s next.


The October Revolution

Graham Darby argues that the Bolshevik success of 1917 was rooted in the failings of the Provisional Government and the aspiration of ordinary people.

With the eightieth anniversary of the Communist Revolution looming large on the horizon, it is probably an appropriate moment to consider once again how it was that the Bolsheviks were able to seize power in October 1917. Of course until 1991 the Revolution remained very much a part of living history, part of the Cold War - an event which according to Soviet sources, was part of an unfolding grand design as predicted by Karl Marx, part of the inevitable process on the road to world socialism. In short, the Bolshevik Revolution was bound to happen.

Para continuar leyendo este artículo, deberá adquirir el acceso al archivo en línea.

Si ya ha comprado el acceso o es un suscriptor del archivo de impresión y amplificación, asegúrese de estar conectado.


Alfred W. Crosby on the Columbian Exchange

In 1972, Alfred W. Crosby wrote a book called The Columbian Exchange. In it, the historian tells the story of Columbus’s landing in 1492 through the ecological ramifications it had on the New World.

At the time of publication, Crosby’s approach to history, through biology, was novel. “For historians Crosby framed a new subject,” wrote J.R. McNeil, a professor at Georgetown University, in a foreword to the book’s 30th anniversary edition. Hoy dia, The Columbian Exchange is considered a founding text in the field of environmental history.

I recently spoke with the retired professor about “Columbian Exchange”—a term that has worked its way into historians’ vernacular—and the impacts of some of the living organisms that transferred between continents, beginning in the 15th century.

You coined the term “Columbian Exchange.” Can you define it?

In 1491, the world was in many of its aspects and characteristics a minimum of two worlds—the New World, of the Americas, and the Old World, consisting of Eurasia and Africa. Columbus brought them together, and almost immediately and continually ever since, we have had an exchange of native plants, animals and diseases moving back and forth across the oceans between the two worlds. A great deal of the economic, social, political history of the world is involved in the exchange of living organisms between the two worlds.

When you wrote The Columbian Exchange, this was a new idea—telling history from an ecological perspective. Why hadn’t this approach been taken before?

Sometimes the more obvious a thing is the more difficult it is to see it. I am 80 years old, and for the first 40 or 50 years of my life, the Columbian Exchange simply didn’t figure into history courses even at the finest universities. We were thinking politically and ideologically, but very rarely were historians thinking ecologically, biologically.

What made you want to write the book?

I was a young American historian teaching undergraduates. I tell you, after about ten years of muttering about Thomas Jefferson and George Washington, you really need some invigoration from other sources. Then, I fell upon it, starting with smallpox.

Smallpox was enormously important until quite modern times, until the middle of the 20th century at the latest. So I was chasing it down, and I found myself reading the original accounts of the European settlements in Mexico, Peru or Cuba in the 16th, 17th and 18th centuries. I kept coming across smallpox just blowing people away. So I thought there must be something else going on here, and there was—and I suppose still is.

How did you go about your research?

It was really quite easy. You just have to be prepared somehow or other to notice the obvious. You don’t have to read the original accounts in Spanish or Portuguese. There are excellent English translations dating back for generations. Practically all of them will get into a page or two or ten about the decimation of American Indians, or a page about how important maize is when all European crops fail, and things like that. I really didn’t realize that I was starting a revolution in historiography when I got into this subject.

Historian Alfred W. Crosby coined the term "Columbian Exchange" in reference to the impact of living organisms traded between the New World and Old World. (North Wind Picture Archives via AP Images) Through the "Columbian Exchange," a term coined by historian Alfred W. Crosby, Columbus brought the new and old worlds together. (North Wind Picture Archives via AP Images)

So, how were the idea and the book received at first?

That is kind of interesting. I had a great deal of trouble getting it published. Now, the ideas are not particularly startling anymore, but they were at the time. Publisher after publisher read it, and it didn’t make a significant impression. Finally, I said, “the hell with this.” I gave it up. And a little publisher in New England wrote me and asked me if I would let them have a try at it, which I did. It came out in 1972, and it has been in print ever since. It has really caused a stir.

What crops do you consider part of the Columbian Exchange?

There was very little sharing of the main characters in our two New World and Old World systems of agriculture. So practically any crop you name was exclusive to one side of the ocean and carried across. I am thinking about the enormous ones that support whole civilizations. Rice is, of course, Old World. Wheat is Old World. Maize, or corn, is New World.

The story of wheat is the story of Old World civilization. Thousands of years ago, it was first cultivated in the Middle East, and it has been a staple for humanity ever since. It is one of Europe’s greatest gifts to the Americas.

Maize was the most important grain of the American Indians in 1491, and it is one of the most important grain sources in the world right now. It is a standard crop of people not only throughout the Americas, but also southern Europe. It is a staple for the Chinese. It is a staple in Indonesia, throughout large areas of Africa. If suddenly American Indian crops would not grow in all of the world, it would be an ecological tragedy. It would be the slaughter of a very large portion of the human race.

Maize, potatoes and other crops are important not only because they are nourishing, but because they have different requirements of soil and weather and prosper in conditions that are different from other plants.

What ideas about domesticating animals traveled across the ocean?

American Indians were very, very roughly speaking the equal of Old World farmers of crops. But American Indians were inferior to the Old World raisers of animals. The horse, cattle, sheep and goat are all of Old World origin. The only American domesticated animals of any kind were the alpaca and the llama.

One of the early advantages of the Spanish over the Mexican Aztecs, for instance, was that the Spanish had the horse. It took the American Indians a little while to adopt the horse and become equals on the field of battle.

You talk about the horse being an advantage in war. What other impacts did the adoption of domesticated horses have on the Americas?

Horses not only helped in war but in peace. The invaders had more pulling power—not only horses but also oxen and donkeys. When you consider the great buildings of the Old World, starting with the Egyptians and running up through the ages, people in almost all cases had access to thousands of very strong animals to help them. If you needed to move a ton of whatever in the Old World, you got yourself an animal to help you. When you turn to the Americas and look at temples, you realize people built these. If you need to move a ton in the New World, you just got a bunch of friends and told everybody to pull at the same time.

What diseases are included in the Columbian Exchange?

The Old World invaders came in with a raft of infectious diseases. Not that the New World didn’t have any at all, but it did not have the numbers that were brought in from the Old World. Smallpox was a standard infection in Europe and most of the Old World in 1491. It took hold in areas of the New World in the early part of the next century and killed a lot of American Indians, starting with the Aztecs and the people of Mexico and Peru. One wonders how a few hundred Spaniards managed to conquer these giant Indian empires. You go back and read the records and you discover that the army and, just generally speaking, the people of the Indian empires were just decimated by such diseases as smallpox, malaria, all kinds of infectious diseases.


Ver el vídeo: Torres Gemelas: LA MENTIRA MÁS CRUEL de. Qué paso Realmente? (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Kegrel

    Bien, yo y pensé.

  2. Walten

    Apenas puedo creer eso.

  3. Roslin

    Entre nosotros, en mi opinión, esto es obvio. Le recomiendo que busque en Google.com

  4. Treddian

    Y te curarán (c) Imperishable soviético

  5. Nicky

    No me indicarás a mí, ¿dónde para mí aprender más al respecto?

  6. Haralambos

    Creo que estas equivocado. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  7. Negami

    Puedo recomendarle visitarle un sitio en el que hay mucha información sobre esta pregunta.



Escribe un mensaje