La historia

Alimentos de fábrica

Alimentos de fábrica


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los propietarios de las fábricas eran responsables de proporcionar alimentos a sus aprendices pobres. Sarah Carpenter era una trabajadora infantil en Cressbrook Mill: "Nuestra comida común era la torta de avena. Era espesa y tosca. Esta torta de avena se puso en latas. Se vertió leche hervida y agua. Este fue nuestro desayuno y cena. Nuestra cena fue papa empanada con tocino hervido, un poco aquí y un poco allá, tan espesa de grasa que apenas podíamos comerla, aunque teníamos suficiente hambre para comer algo. Té que nunca vimos, ni mantequilla. Teníamos queso y pan integral una vez al año . Sólo nos permitían tres comidas al día, aunque nos levantábamos a las cinco de la mañana y trabajábamos hasta las nueve de la noche ".

En la mayoría de las fábricas textiles, los niños tenían que comer mientras aún trabajaban. Esto significaba que la comida tendía a cubrirse con el polvo de la tela. Como señaló Matthew Crabtree: "Empecé a trabajar en Cook's of Dewsbury cuando tenía ocho años. Tuvimos que comer nuestra comida en el molino. Con frecuencia estaba cubierto por chimeneas de la lana; y en ese caso había que soplarlas. con la boca y con los dedos, antes de que se pueda comer ".

Abraham Whitehead era un comerciante de telas de Holmfirth que se unió a la campaña a favor de la legislación industrial. Dijo a un comité parlamentario en 1832: "La edad más joven a la que se emplea a los niños nunca es menor de cinco años, pero algunos se emplean entre los cinco y los seis años, en fábricas de lana, como jornaleros ... Con frecuencia los he visto ir a trabajar entre las cinco y las seis de la mañana ... Desayunan mientras comen; comen y trabajan; generalmente hay una olla de papilla de agua, con un poco de melaza, colocada al final de la máquina ".

John Birley se quejó de la calidad de la comida: "Nuestro horario habitual era desde las cinco de la mañana hasta las nueve o diez de la noche; y el sábado, hasta las once, y a menudo hasta las doce de la noche, y luego nos mandaban a limpiar el domingo. No había tiempo para desayunar, ni sentarse a cenar ni para el té. Fuimos al molino a las cinco y trabajamos hasta las ocho o las nueve cuando nos trajeron nuestro desayuno, que consistía en avena de agua, con pastel de avena y cebollas para darle sabor. La cena consistió en pasteles de avena Derbyshire cortados en cuatro trozos y divididos en dos pilas. Uno estaba untado con mantequilla y el otro con melaza. Al lado del pastel de avena había latas de leche. bebimos la leche y con el bizcocho de avena en la mano volvimos al trabajo sin sentarnos ".

Robert Blincoe argumentó que la comida en el molino no era tan buena como la que le habían dado en St. Pancras Workhouse: "Los jóvenes extraños fueron conducidos a una habitación espaciosa con mesas largas y estrechas y bancos de madera. Se les ordenó sentarse en estas mesas, los niños y las niñas separados. ¡La cena que tenían ante ellos consistía en gachas de leche, de tez muy azul! El pan estaba hecho en parte de centeno, muy negro y tan blando que apenas podían tragarlo, ya que pegado a los dientes ... No había mantel sobre las mesas, a lo que los recién llegados estaban acostumbrados en el asilo de trabajo, ni platos, ni cuchillos, ni tenedores. A una señal dada, los aprendices se apresuraron a esta puerta, y cada uno Mientras se abría paso, recibió su porción y se retiró a su lugar en la mesa. Blincoe se sobresaltó al ver a los muchachos sacar la parte delantera de sus camisas, y sosteniéndola con ambas manos, recibió las papas hervidas asignadas. para la cena. Las muchachas, menos indecentemente, levantaron su sucio y grasiento los prisioneros, que estaban saturados de grasa y suciedad, y habiendo recibido su mesada, corrieron lo más fuerte que pudieron, a sus respectivos lugares, donde, con un gran apetito, cada aprendiz devoró su mesada y parecía ansiosamente buscar más . A continuación, la tripulación hambrienta corrió a las mesas de los recién llegados y devoró vorazmente cada corteza de pan y cada gota de avena que les quedaba ".

Nuestro horario habitual era desde las cinco de la mañana hasta las nueve o diez de la noche; y el sábado, hasta las once, ya menudo hasta las doce de la noche, y luego nos mandaban a limpiar la maquinaria el domingo. Bebimos la leche y con el bizcocho de avena en la mano volvimos al trabajo sin sentarnos.

Comencé a trabajar en Cook's of Dewsbury cuando tenía ocho años. Con frecuencia estaba cubierto por chimeneas de la lana; y en ese caso había que soplarlos con la boca y arrancarlos con los dedos antes de poder comerlos.

Nuestra comida común era el pastel de avena. Solo nos permitían tres comidas al día, aunque nos levantábamos a las cinco de la mañana y trabajábamos hasta las nueve de la noche.

Los jóvenes desconocidos fueron conducidos a una habitación espaciosa con mesas largas y estrechas y bancos de madera. La cena que tenían ante ellos consistía en papilla de leche, ¡de tez muy azul! El pan estaba hecho en parte de centeno, muy negro y tan blando que apenas podían tragarlo, ya que se les pegaba a los dientes. ¿Dónde está nuestro rosbif y budín de ciruelas ?, se dijo.

Llegaron los aprendices del molino. Los chicos no llevaban nada más que camisa y pantalones. Sus camisas toscas estaban completamente abiertas en el cuello, y su cabello parecía como si rara vez, si es que alguna vez, se hubiera aplicado un peine. Las niñas, como los niños, desprovistos de zapatos y medias. En su primera entrada, algunos de los viejos aprendices echaron un vistazo a los extraños; pero la gran mayoría buscó primero su cena, que consistía en patatas nuevas, distribuidas en una escotilla, que se abría a la sala común desde la cocina.

No había mantel sobre las mesas, a lo que estaban acostumbrados los recién llegados en el asilo, ni platos, ni cuchillos, ni tenedores. A continuación, la tripulación hambrienta corrió a las mesas de los recién llegados y devoró con voracidad cada corteza de pan y cada gota de avena que les quedaba.


Alimentos generales

Corporación General de Alimentos era una empresa cuyo predecesor directo fue establecido en los Estados Unidos por Charles William Post como Postum Cereal Company en 1895. El nombre General Foods fue adoptado en 1929, después de varias adquisiciones corporativas, por Marjorie Post después de heredar el negocio de cereales establecido de su padre CW En noviembre de 1985, Philip Morris Companies (ahora Altria Group, Inc.) adquirió General Foods por $ 5,6 mil millones, la mayor adquisición no petrolera hasta ese momento. En diciembre de 1988, Philip Morris adquirió Kraft, Inc. y, en 1990, combinó las dos empresas de alimentos como Kraft General Foods (KGF). "General Foods" se eliminó del nombre corporativo en 1995 y una línea de mezclas de bebidas calientes con cafeína continuó llevando el nombre de General Foods International hasta 2010.


Alimentos de fábrica

Ningún país ha abrazado el movimiento hacia los alimentos comercializados y envasados ​​tanto como Estados Unidos.

Los estadounidenses consumen un 31 por ciento más de alimentos envasados ​​que de alimentos frescos y consumen más alimentos envasados ​​por persona que sus homólogos de casi todos los demás países. Una parte considerable de la dieta estadounidense son las comidas listas para comer, como las pizzas congeladas y las cenas en el microondas, y los bocadillos dulces o salados.

"Los estadounidenses tienden a pastar en lugar de sentarse y comer una comida completa, por lo que la comida se adapta a la conveniencia", dijo Mark Gehlhar, quien ha estudiado las preferencias de los consumidores de alimentos a nivel mundial en el Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura. "Y los estadounidenses no parecen ser tan exigentes con la calidad".

T. Colin Campbell, nutricionista de la Universidad de Cornell, dijo que "hay mucho dinero inmovilizado en la industria porque es rentable para las empresas fabricar estos alimentos". Añadió que "los alimentos procesados ​​contienen grandes cantidades de grasa, sal y azúcar". , y los estadounidenses se han vuelto adictos a ellos ''.

Pero los estudios epidemiológicos han demostrado que las dietas con niveles más altos de grasa, sal y azúcar conducen a tasas más altas de enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.

Los japoneses consumen una gran cantidad de productos del mar congelados envasados, pero se procesan muy poco y tienen pocos aditivos químicos. Algunos europeos comen una cantidad similar de alimentos envasados ​​per cápita que los estadounidenses, pero gran parte de ellos son pan de panadería y productos lácteos, en lugar de cosas como pasteles tostados congelados y crema artificial no láctea.


Vieiras

En 1912, Louis Maillard fue el primero en describir las reacciones químicas en los alimentos a la parrilla, salteados y horneados que los hacen tan deliciosos y, lo sabemos ahora, un poco insalubres.

“No había mucho de lo que se podría llamar química de sabores antes de Maillard”, comenta el historiador Alan Rocke. “En la década de 1800, el químico alemán Justus von Liebig publicó ideas sobre la importancia de los extractos de proteínas de la carne de vacuno, y un abogado, Jean Anthelme Brillat-Savarin, publicó reflexiones anecdóticas sobre el sabor muy citadas, pero Maillard fue el primero en abordar la química alimentaria seria. "

La reacción de Maillard procede a través de tres pasos complicados y espinosos, cada uno de los cuales puede producir cientos de productos diferentes. Además, la mayoría de los alimentos tienen muchos tipos diferentes de aminoácidos y azúcares, lo que crea una gran cantidad de posibles participantes en la reacción.

No fue sino hasta 1953 que la comunidad química se dio cuenta de cómo se podían producir todos estos compuestos de sabor, dice el químico de alimentos Vincenzo Fogliano. Ese año, un químico del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, John E. Hodge, estableció un mecanismo para la reacción de Maillard. “Maillard descubrió la reacción, pero Hodge la entendió”, dice Fogliano.

Normalmente la reacción de Maillard se describe con apetitosos adjetivos, y con razón.

Afortunadamente, los avances en la cromatografía de gases y la espectrometría de masas de proteínas en la misma década permitieron a los científicos alimentarios medir los productos de Maillard en los alimentos, señala Floros. A partir de ese momento, la industria alimentaria tuvo las herramientas para controlar la química de los aminoácidos y azúcares de cocción, tanto para orquestar la producción de sabores y olores agradables como para evitar los ofensivos. Sin embargo, esta tarea se complica por el hecho de que la reacción de Maillard puede producir miles de moléculas diferentes con cambios incluso leves en la temperatura, los niveles de humedad o el pH, dice el químico de alimentos Thomas Hofmann.

A veces, un producto de Maillard será universalmente agradable, como el 2,3-butanodiona que se encuentra en las palomitas de maíz y el bistec a la parrilla. Otras veces, un producto que es deseable en algunos platos es menos bienvenido en otros, explica Hofmann. Por ejemplo, el compuesto 2-acetil-1-pirrolina le da al pan crujiente y al arroz basmati un olor y sabor agradables, pero produce un regusto extraño cuando se encuentra en la leche pasteurizada a temperatura ultra alta. Las reacciones de Maillard también pueden cambiar la textura y la consistencia de las proteínas en los alimentos, haciendo que el yogur sea más gelatinoso o el queso más suave y cremoso, dice el químico de alimentos Thomas Henle. Luego están los productos negativos, como la pérdida de vitamina C y B1 en las reacciones de Maillard durante la cocción, afirma la científica de alimentos Cathy Davies. Y está la producción de acrilamida.

Cuando se pidió a Tareke y Törnqvis, los toxicólogos de Suecia, que examinaran la exposición de los trabajadores de la construcción enfermos a la acrilamida, hicieron lo que haría cualquier científico de renombre: compararon los niveles de acrilamida de los trabajadores enfermos con los de la población general. Para su sorpresa, encontraron niveles inesperadamente altos de acrilamida en el grupo de control. Tareke también estaba comparando simultáneamente los niveles de acrilamida en animales salvajes y mascotas domesticadas para su trabajo de doctorado, y para su sorpresa adicional, encontró niveles altos en mascotas.

Dado que una diferencia importante entre los animales salvajes y domésticos es la cantidad de alimentos procesados ​​que consumen, Törnqvis y Tareke sospecharon que la acrilamida en los controles humanos podría atribuirse a que comían alimentos altamente procesados. En 2002, demostraron que los alimentos procesados, especialmente las papas fritas, pero también el pan horneado común, de hecho contenían acrilamida. Frente a la indignación pública, las asociaciones de la industria alimentaria se unieron para financiar la investigación sobre cómo exactamente la reacción de Maillard llevó a la producción de acrilamida y cómo podría frustrarse. Una de las técnicas más prometedoras desarrolladas para la prevención de la acrilamida es usar una enzima llamada asparaginasa para descomponer el aminoácido asparagina, dice la científica de alimentos Monica Anese. Debido a que la acrilamida se crea cuando la asparagina reacciona con el azúcar, la eliminación del aminoácido al principio disminuye los niveles de acrilamida en el alimento final. Otra estrategia, dice, es reducir la temperatura de cocción, ya que la acrilamida se produce a altas temperaturas. La desventaja es que las galletas y el pan se doran menos, una opción impopular entre los consumidores.

¿De verdad?


Preguntas y respuestas: Dentro de la granja interior más grande del mundo

El enfoque futurista de la agricultura de una empresa japonesa podría revolucionar la forma en que cultivamos nuestros alimentos.

Una fábrica Sony abandonada en la prefectura de Miyagi, Japón, se ha transformado en lo que bien podría ser la granja del futuro.

Shigeharu Shimamura, fisiólogo de plantas y director ejecutivo de Mirai, ha construido la granja interior más grande del mundo: 25.000 pies cuadrados de jardines futuristas alimentados por 17.500 luces LED en un entorno libre de bacterias y pesticidas. ¿El resultado? Aproximadamente 10,000 cabezas de lechuga fresca cosechadas cada día.

La única "fábrica de plantas" es tan eficiente que reduce el desperdicio de alimentos del 30 al 40 por ciento que normalmente se observa en las lechugas cultivadas al aire libre a menos del 3 por ciento en las lechugas sin corazón. (Relacionado: "Dejen de desperdiciar alimentos en Occidente y alimenten al mundo").

National Geographic habló recientemente con Shimamura sobre la innovadora fábrica de alimentos y las granjas interiores como una posible solución a la crisis alimentaria mundial.

¿Cuál fue la inspiración para esta aventura empresarial?

Japón ha estado interesado en la investigación y el desarrollo en el campo de la agricultura en una fábrica desde hace unos 40 a 50 años.

Nuestra empresa construyó una fábrica de plantas en un lugar devastado por el terremoto y el tsunami de Tohoku en 2011 debido a la preocupación general en Japón sobre la tasa de disminución de la oferta nacional de verduras y cómo podríamos remediar el problema de la fuerte dependencia de las importaciones.

La razón por la que elegimos esta ubicación en particular es porque queríamos demostrar que ahora se pueden producir verduras en cualquier lugar. En segundo lugar, queríamos ayudar a reiniciar el desarrollo económico en esta zona de desastre. Y por último, mirando hacia el futuro, si pudiéramos tener éxito allí, también podríamos ver la posibilidad de exportar la tecnología que desarrollamos a todo el mundo. (Relacionado: "Dentro de la crisis alimentaria que se avecina").

¿Qué impacto podría tener su fábrica de plantas en el futuro de la producción de alimentos y como remedio para la escasez de alimentos?

Actualmente tenemos una población mundial de 7 a 7,2 mil millones. Entre ellos, entre 800 y 900 millones de personas sufren de hambre, o casi. La gente de todo el mundo se pregunta cómo podemos producir más alimentos para mitigar esta grave situación.

Sabemos que el agua juega un papel importante en esto, y la tecnología que desarrolló Mirai utiliza menos del uno por ciento del agua que se usa comúnmente para cultivar vegetales, por lo que podemos conservar agua cultivando vegetales en un entorno de fábrica y usar el agua para producir más granos. en otra parte.

Con este método, si podemos construir fábricas de plantas en todo el mundo, podemos apoyar la producción de alimentos para alimentar a toda la población mundial. Esto es lo que realmente estamos buscando.

¿Cómo se las arregla para usar tan poca agua?

Con el método de cultivo convencional, se desperdicia una gran cantidad de agua que se filtra a través del suelo y se evapora en el aire. En un entorno cerrado de una fábrica, no perdemos agua por el suelo. Esa es una forma.

También podemos recoger la humedad que la propia planta emite al aire. El agua recolectada se recicla, esto es similar a cómo funciona nuestra Tierra. La humedad liberada por los seres vivos de la Tierra se acumula, forma nubes y vuelve a caer a la Tierra en forma de lluvia. Este es el sistema de reciclaje de nuestro planeta. Nuestra fábrica funciona así. El agua se recolecta, filtra y recicla en un espacio cerrado.

Su sistema de iluminación fue diseñado especialmente por GE Japón. ¿Qué tienen de especial estas luces?

La iluminación de la que estamos hablando es LED [diodo emisor de luz], y es muy adecuada para el crecimiento de las plantas. La luz del producto en particular que GE Japan desarrolló para nosotros promueve la fotosíntesis y la división celular. Lo único de este sistema de iluminación que tenemos ahora es que puede proporcionar múltiples tipos de luz que no solo fomentan la fotosíntesis y el crecimiento celular, sino que también brindan todos los demás aspectos necesarios para el crecimiento de las plantas.

Aquí hay un ejemplo: si solo usamos el tipo de luz que fomenta la fotosíntesis, las plantas crecerán demasiado, demasiado rápido; esto causa apiñamiento y entonces no llegará suficiente luz a toda la planta. El tipo particular de producto de iluminación que usamos ahora también emitirá un tipo de luz capaz de penetrar en la planta para que cada parte de la planta pueda absorber la luz.

Con 10,000 cabezas de lechuga, ¿qué tan laborioso es cosechar el producto? ¿Usas robots?

Yo diría que solo está medio automatizado. Las máquinas hacen algo de trabajo, pero la parte de picking se realiza manualmente. En el futuro, sin embargo, espero la aparición de robots recolectores. Por ejemplo, un robot que puede trasplantar plántulas, o para cortar y cosechar, o transportar productos cosechados para empaquetarlos.

Ya tiene algunas versiones a pequeña escala de la fábrica de plantas en otras partes del mundo y está planeando dos fábricas más grandes en Hong Kong y Rusia. ¿Puedes contarme un poco más sobre estas instalaciones?

Estamos construyendo una fábrica en Hong Kong mientras hablamos. Allí produciremos 5.000 lechugas al día. La razón por la que estamos allí es porque la mayoría de las verduras que se consumen provienen de fuera de Hong Kong. La gente está muy preocupada por la seguridad alimentaria y quiere alimentos inocuos producidos en el país.

El interés en Rusia puede tener algo que ver con el éxito de nuestra empresa en Mongolia, donde tenemos dos fábricas más pequeñas: una en el sur del desierto de Gobi y otra en Ulaanbaatar. Allí, el clima es tan severo que no pueden cultivar verduras al aire libre durante la estación fría, por lo que las importan principalmente de Europa, a una gran distancia, especialmente para las personas que viven en el extremo oriental del país. Querían poder cultivar verduras a nivel nacional. Nuestra fábrica en Rusia producirá 10,000 lechugas la próxima primavera una vez que comience a operar. (Relacionado: "¿La comida de su país es independiente?")

¿Cuáles son algunos de los desafíos en la creación de estas granjas de interior en otras partes del mundo?

Hay dos grandes desafíos. Para construir una fábrica de plantas, necesitamos cierta infraestructura, como suministro de agua y electricidad. Un suministro confiable de electricidad y agua es esencial desde el principio. Consultamos con GE Japón sobre esto, hablamos sobre la posibilidad de construir una fábrica donde los generadores eléctricos ya están instalados.

Otro factor importante es la disponibilidad de infraestructura de telecomunicaciones. En Japón, realizamos mucha capacitación y supervisamos la operación de forma remota en línea, por lo que tener una conexión a Internet confiable y otra infraestructura de telecomunicaciones también es fundamental.

En este momento, se está enfocando en cultivar lechuga y verduras de hoja verde. ¿Se puede adaptar este sistema a otros productos como tomates, patatas o frutas?

Creo que, al menos técnicamente, podemos producir casi cualquier tipo de planta en una fábrica. Pero lo que tiene más sentido económico es producir hortalizas de crecimiento rápido que puedan enviarse al mercado rápidamente. Eso significa verduras de hoja para nosotros ahora. Sin embargo, en el futuro, nos gustaría expandirnos a una variedad más amplia de productos. Sin embargo, no solo estamos pensando en las verduras. La fábrica también puede producir plantas medicinales. Creo que hay una muy buena posibilidad de que pronto participemos en una variedad de productos.

Cuando se trata de resolver problemas de suministro de alimentos en el futuro, ¿qué podemos aprender de este proyecto?

Lo importante aquí es que el éxito de este proyecto dependió no solo de la tecnología, sino también del conocimiento acumulado de las prácticas agrícolas. Mirai, nuestra empresa, sabía cómo cultivar hortalizas en una fábrica, pero necesitábamos la tecnología para que funcionara.

A medida que enfrentamos la escasez mundial de agua y alimentos, las operaciones de la fábrica de plantas no solo se mantendrán sino que se expandirán en todo el mundo. La fusión de nuestra experiencia es esencial para expandir nuestra operación a otros lugares del mundo.


Historia de la comida

A través de programas, investigaciones y colecciones, Historia de la comida del Smithsonian proyecto del Museo Nacional de Historia Estadounidense invita a las comunidades cercanas y lejanas a sentarse a la mesa. Al aprender más sobre la historia de la comida estadounidense, los visitantes del museo de hoy comprenderán el papel que desempeñan en la configuración de cómo y qué come Estados Unidos.

Los programas de comida se basan en el rico contenido de la historia de la comida en el museo e incluyen un menú diverso de programas y demostraciones que reúnen a los visitantes para discusiones relevantes que comienzan con la historia y se expanden al presente y futuro de la comida estadounidense. Las actividades incluyen programas diurnos gratuitos para los visitantes, eventos regulares fuera del horario de atención que combinan temas históricos con deliciosas comidas y bebidas, y el fin de semana anual de la historia de la comida del Smithsonian. El Museo Nacional de Historia Estadounidense se compromete a examinar el impacto de la comida, la bebida y la agricultura en la Historia Estadounidense.

Para obtener más información, explore las colecciones a continuación, los programas y la investigación en el menú, y suscríbase a nuestro boletín informativo por correo electrónico sobre el historial alimentario. ¡Salud!


Goya Brooklyn, 1970

A medida que la población hispana creció en Nueva York y en todo Estados Unidos, la línea de productos y las instalaciones de Goya también se expandieron. La empresa se trasladó del Bajo Manhattan a Brooklyn en 1958, hasta que estableció su sede actual en Nueva Jersey en 1974. En 2005, Goya lanzó un plan estratégico a 10 años e invirtió $ 500 millones en una expansión global, diseñada para llegar a nuevos consumidores y fortalecer la marca Goya en todo el mundo. De 2014 a 2016, Goya abrió cinco nuevos centros de fabricación y distribución de vanguardia en Texas, California, Georgia y Nueva Jersey para satisfacer las demandas de los consumidores de productos Goya. En total, la compañía ahora cuenta con 26 instalaciones en los Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y España, y emplea a más de 4,000 en todo el mundo.


El mérito de los mayores inventos de Estados Unidos es a menudo motivo de controversia. El teléfono: ¿Alexander Graham Bell o Elisha Grey? La radio: ¿Guglielmo Marconi o Nicola Tesla? El avión: ¿Gustave Whitehead o los hermanos Wright? Añádase a esa ilustre lista: la patata . Lee mas

Cuando el Congreso aprobó la Ley Volstead en 1920, que prohíbe la fabricación y venta de bebidas alcohólicas en los Estados Unidos, la ley casi diezmó la industria del alcohol. Pero ayudó a dar un impulso dulce al naciente negocio de los helados. Entre 1919 y 1929, el impuesto federal . Lee mas


LCB Food Safety se une al grupo. Esta adquisición marca una nueva etapa significativa en el desarrollo del grupo, proporcionando acceso a nuevos mercados gracias a sus productos de alto valor agregado basados ​​en Ultradiffusion®, una tecnología innovadora y única.

Creada en 1963, LCB Food Safety es el líder mundial en desinfección de superficies aéreas en seco.

LCB Food Safety actúa como experto en seguridad alimentaria y desarrolla soluciones que reducen el desperdicio, mejoran el bienestar animal y optimizan la competitividad en la cadena de valor, desde la granja hasta la mesa.


La historia de la empresa Nestlé

Nuestra historia comienza en 1866, con la fundación de la Anglo-Swiss Condensed Milk Company. Henri Nestlé desarrolla un alimento infantil revolucionario en 1867, y en 1905 la empresa que fundó se fusiona con Anglo-Swiss, para formar lo que ahora se conoce como el Grupo Nestlé. Durante este período, las ciudades crecen y los ferrocarriles y los barcos de vapor reducen los costos de los productos básicos, lo que estimula el comercio internacional de bienes de consumo.

Reflejos

El fundador de Nestlé, el farmacéutico nacido en Alemania Henri Nestlé, lanza su "farine lactée" ("harina con leche") en Vevey, Suiza. Combina leche de vaca, harina de trigo y azúcar, y Nestlé la desarrolla para que la consuman los bebés que no pueden ser amamantados, para hacer frente a las altas tasas de mortalidad. Por esta época comienza a usar el ahora icónico logotipo de "Nest".

Henri Nestlé vende su empresa y fábrica en Vevey a tres empresarios locales. Emplean químicos y trabajadores calificados para ayudar a expandir la producción y las ventas.

Se desarrolla una feroz competencia entre Nestlé y Anglo-Swiss, cuando ambas compañías comienzan a vender versiones rivales de los productos originales de la otra: leche condensada y cereal infantil. Ambas firmas amplían sus ventas y producción en el exterior.

1882-1902

Nestlé comienza a vender chocolate por primera vez cuando se hace cargo de las ventas de exportación de Peter & amp Kohler. La empresa Nestlé también juega un papel en el desarrollo del chocolate con leche a partir de 1875, cuando suministra a su vecino de Vevey, Daniel Peter, leche condensada, que Peter utiliza para desarrollar el primer producto comercial de este tipo en la década de 1880.

En 1905, Nestlé & amp Anglo Swiss tiene más de 20 fábricas y comienza a utilizar subsidiarias en el extranjero para establecer una red de ventas que se extiende por África, Asia, América Latina y Australia. A medida que se acerca la Primera Guerra Mundial, la empresa se beneficia del período de prosperidad conocido como Belle Époque o "Beautiful Age" y se convierte en una empresa láctea global.

Destacar

Anglo-Swiss y Nestlé se fusionan para formar Nestlé & amp Anglo-Swiss Milk Company. La empresa tiene dos oficinas centrales, en Vevey y Cham, y abre una tercera oficina en Londres para impulsar las ventas de exportación de productos lácteos. Durante varios años, la empresa amplía su gama para incluir leche condensada sin azúcar y leche esterilizada.

El estallido de la guerra en 1914 conduce a una mayor demanda de leche condensada y chocolate, pero la escasez de materias primas y los límites al comercio transfronterizo obstaculizan la producción de Nestlé y Anglo-Swiss. Para solucionar este problema, la empresa adquiere instalaciones de procesamiento en Estados Unidos y Australia, y al final de la guerra cuenta con 40 fábricas.

Reflejos

La guerra estalla en Europa e interrumpe la producción de la empresa, pero las hostilidades también impulsan la demanda de productos lácteos de Nestlé, en forma de grandes contratos gubernamentales.

La leche condensada es duradera y fácil de transportar, lo que la hace popular entre las fuerzas armadas. Por ejemplo, en 1915, el ejército británico comienza a distribuir leche enlatada Nestlé a los soldados en sus raciones de emergencia. La fuerte demanda del producto significa que las refinerías de leche de la empresa están funcionando a toda máquina.

Nestlé & amp Anglo-Swiss adquiere la empresa láctea noruega Egron, que ha patentado un proceso de secado por atomización para producir leche en polvo, un producto que su nuevo propietario comienza a vender.

1917-1918

La escasez de leche en Suiza significa que Nestlé y Anglo-Swiss tienen que entregar suministros de leche fresca para ayudar a las personas en pueblos y ciudades. Para satisfacer la demanda de leche condensada de las naciones en guerra, la empresa compra refinerías estadounidenses y firma acuerdos de suministro con empresas australianas, que luego adquiere.

Después de la guerra, la demanda militar de leche enlatada declina, provocando una gran crisis para Nestlé y Anglo-Swiss en 1921. La empresa se recupera, pero se ve sacudida de nuevo por el desplome de Wall Street en 1929, que reduce el poder adquisitivo del consumidor. Sin embargo, la era tiene muchos aspectos positivos: el cuerpo directivo de la empresa está profesionalizado, la investigación está centralizada y productos pioneros como Nescafé se lanzan café.

Reflejos

1921-1922

La caída de los precios y los altos niveles de existencias provocaron la primera, y única, pérdida financiera para Nestlé & amp Anglo-Swiss en 1921. El banquero Louis Dapples se une como Gerente de Crisis y alienta a la compañía a nombrar gerentes profesionales por primera vez. La administración está centralizada y la investigación está consolidada en un laboratorio en Vevey, Suiza.

La empresa compra la empresa de chocolate más grande de Suiza, Peter-Cailler-Kohler, cuyos orígenes se remontan a 1819, cuando François Louis Cailler crea una de las primeras marcas de chocolate del país. Cailler. El chocolate se convierte ahora en una parte integral del negocio de Nestlé & amp Anglo-Swiss.

Bebida de chocolate malteado Milo se lanza en Australia, y su éxito significa que luego se exporta para su venta en otros mercados. La compañía continúa desarrollando alimentos para bebés y lactantes en este período de entreguerras y lanza Pelargon en 1934, una leche entera en polvo para bebés enriquecida con bacterias del ácido láctico, para mejorar su digestibilidad. Leer más: Conoce el Milo superhombres que inspiraron nuestra súper marca

Un mercado competitivo para el chocolate en Suiza anima a Nestlé-Peter-Cailler-Kohler a innovar con el lanzamiento Galak chocolate blanco y Seda artificial, un chocolate con miel y burbujas de aire, el próximo año. Las vitaminas son un importante punto de venta para los productos saludables en la década de 1930, y Nestlé lanza un suplemento vitamínico. Nestrovit en 1936.

Nescafé se lanza como un "extracto en polvo de café puro" que conserva el sabor natural del café, pero que se puede preparar simplemente agregando agua caliente. El producto es una creación de Max Morgenthaler, quien comienza a trabajar en él en 1929, cuando el gobierno brasileño pide a Nestlé & amp Anglo-Swiss que encuentren una salida para su enorme excedente de café. Leer más: ¿Qué hicimos cuando llamó el banco? Inventado Nescafé

El estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939 afecta prácticamente a todos los mercados, pero Nestlé & amp Anglo-Swiss continúa operando en circunstancias difíciles, abasteciendo tanto a civiles como a fuerzas armadas. En 1947, la empresa agrega Maggi sopas y condimentos a su gama de productos, y adopta el nombre de Nestlé Alimentana.

Reflejos

1942-1945

Nestlé & amp Anglo Swiss se fusiona con la empresa suiza Alimentana, que produce Maggi sopas, caldos y condimentos, y pasa a llamarse Nestlé Alimentana. La historia de Alimentana se remonta a 1884, cuando Julius Maggi desarrolló una sopa seca rica en proteínas para combatir la desnutrición. Leer más: Julius Maggi tenía el dedo en el pulso

Reflejos

El cereal infantil Nestlé ha estado disponible desde 1948 como un producto en polvo, pero ahora se renombra como Cerelac. Originalmente solo se vendía como un cubo de caldo, Maggi marca de condimentos Fondor se lanza en forma de polvo. Empaquetado en una coctelera conveniente, ahora se puede usar como condimento en el comedor, así como en la cocina.

Los ravioles enlatados se lanzan bajo el Maggi marca. Su enorme éxito impulsa a Nestlé a lanzar más alimentos preparados y enlatados, que se convierten en un nuevo segmento de crecimiento. Leer más: Julius Maggi tenía el dedo en el pulso

Las adquisiciones permiten a Nestlé ingresar a nuevas áreas de rápido crecimiento, como los alimentos congelados, y expandir sus negocios tradicionales de leche, café y alimentos enlatados. En la década de 1970, la empresa se diversifica en productos farmacéuticos y cosméticos. Empieza a atraer críticas de grupos de activistas que alegan que la comercialización de alimentos para bebés no es ética. Más tarde, Nestlé se convierte en una de las primeras empresas en aplicar el código de la OMS sobre sucedáneos de la leche materna en todo su negocio.

Reflejos

Con un número cada vez mayor de hogares que compran congeladores, la demanda de helados está aumentando. Nestlé compra al productor alemán Jopa y al fabricante francés Heudebert-Gervais para capitalizar este crecimiento, y agrega la marca suiza Frisco en 1962. La empresa también compra la empresa británica de conservas Crosse & amp Blackwell.

Nestlé compra el Encuéntranos marca de alimentos congelados del fabricante sueco Marabou, y extiende la marca a los mercados internacionales. Encuéntranos es una de las primeras empresas en vender alimentos congelados en Europa, desde 1945.

Chilled dairy products are increasingly popular, Nestlé buys French yogurt producer Chambourcy. In the early 1970s the latter launches the Sveltesse range of yoghurts, aimed at health- and weight-conscious consumers.

Nestlé enters mineral waters by buying a stake in French waters brand Vittel.

Keen to bolster its canned foods and frozen portfolio in Anglo-Saxon markets, Nestlé takes over the US frozen foods company Stouffer Corporation, and buys canned foods producer Libby, McNeill & Libby in 1976.

For the first time, Nestlé diversifies beyond food and drink, becoming a minority shareholder in global cosmetics company L’Oréal.


Ver el vídeo: Cómo Se Hacen las Hamburguesas de Mcdonalds. La Producción de Alimentos (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Teague

    Esta frase es simplemente incomparable ;)

  2. Jorah

    Wacker me parece que es la frase excelente



Escribe un mensaje