La historia

Cortometrajes de historia: el momento detrás del Día Internacional en Conmemoración del Holocausto

Cortometrajes de historia: el momento detrás del Día Internacional en Conmemoración del Holocausto



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

De todos los días horribles a lo largo del Holocausto, el día que muchos eligen recordarlo es el aniversario de una liberación.


El recuerdo del Holocausto se trata del presente y el futuro, no solo del pasado

Hoy, conmemoramos la liberación de Auschwitz-Birkenau en 1945, un día designado por las Naciones Unidas en 2005 como Día Internacional de Recuerdo del Holocausto. Hace setenta y seis años, se reveló la profundidad de las atrocidades impuestas a los judíos de Europa por la Alemania nazi.

Sin embargo, al mismo tiempo que nos detenemos a recordar a los 6 millones de hombres, mujeres y niños judíos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial, debemos reconocer que el ejercicio mental de recordar no es suficiente, no es suficiente para ofrecer un tributo adecuado a los que perecieron. Nuestro recuerdo debe ir acompañado de acción.

En las primeras semanas de este año, los símbolos y el lenguaje antisemitas repugnantes aparecieron nuevamente en los hilos de las redes sociales, las noticias nocturnas y el discurso diario. Sabemos desde hace mucho tiempo que la retórica de odio incontestable puede sentar las bases y conducir a un terror indescriptible. Nuestro recuerdo debe abordar esos resurgimientos del odio.

Eso significa finalmente mejorar drásticamente la educación sobre el Holocausto y las raíces del odio antisemita, y hacerlo en todo el país.

La Encuesta de Conocimiento y Concienciación sobre el Holocausto del Milenio de EE. UU. Publicada por la Conferencia de Reclamaciones en 2020 ilustra una seria brecha en el conocimiento entre las generaciones más jóvenes. Casi la mitad de los participantes de la Generación Z y Millennial de EE. UU. Encuestados no pudieron nombrar un campamento o gueto, ni uno solo, de los más de 40,000 que funcionaron durante la Segunda Guerra Mundial. Otro 63% de este grupo no sabía que 6 millones de judíos fueron asesinados y, quizás tan impactante, el 11% de los encuestados de la generación del milenio y la Generación Z de EE. UU. Cree que los judíos causado el Holocausto. Nuestro recuerdo debe abordar de alguna manera esta inaceptable brecha en el conocimiento.

El recuerdo, por supuesto, es crucial: ayuda a desarrollar la empatía y requiere que las personas hagan una pausa y reflexionen, no solo sobre su historia colectiva, sino también sobre su conducta individual en el futuro. Pero el recuerdo del pasado representa solo una parte de nuestra responsabilidad. Las promesas de "nunca olvidar" suenan vacías sin el compromiso de educar a las generaciones futuras. Sin esa educación, las generaciones siguientes no sabrán qué se supone que deben recordar y, lo que es más importante, por qué.


Documento presidencial

Detalles del documento

Información sobre este documento tal como se publicó en el registro Federal.

Detalles del documento
Estadísticas de documentos
Estadísticas de documentos
Documento publicado

Este documento ha sido publicado en el registro Federal. Utilice el PDF vinculado en la barra lateral del documento para el formato electrónico oficial.

Documento publicado
Contenido mejorado: tabla de contenido

Esta tabla de contenido es una herramienta de navegación, procesada a partir de los encabezados dentro del texto legal de los documentos del Registro Federal. Esta repetición de títulos para formar enlaces de navegación internos no tiene ningún efecto legal sustancial.

Contenido mejorado: tabla de contenido
Contenido mejorado: enviar comentarios públicos
Contenido mejorado: enviar comentarios públicos
Contenido mejorado: leer comentarios públicos
Contenido mejorado: leer comentarios públicos
Contenido mejorado: compartir
Contenido mejorado: compartir
Contenido mejorado: vista de impresión de documentos
Contenido mejorado: vista de impresión de documentos
Contenido mejorado: herramientas de documentos

Estas herramientas están diseñadas para ayudarlo a comprender mejor el documento oficial y ayudarlo a comparar la edición en línea con la edición impresa.

Estos elementos de marcado permiten al usuario ver cómo el documento sigue el Manual de redacción de documentos que utilizan las agencias para crear sus documentos. Estos pueden ser útiles para comprender mejor cómo está estructurado un documento, pero no forman parte del documento publicado sí mismo.

Contenido mejorado: herramientas de documentos
Contenido mejorado: herramientas para desarrolladores
Este documento está disponible en los siguientes formatos amigables para desarrolladores:

Puede encontrar más información y documentación en nuestras páginas de herramientas para desarrolladores.

Contenido mejorado: herramientas para desarrolladores
Contenido oficial
Contenido oficial
Inspección pública

Este PDF es el documento actual tal como apareció en la inspección pública el 06/04/2021 a las 11:15 am. Fue visto 9 veces durante la inspección pública.

Si está utilizando listas de inspección pública para investigaciones legales, debe verificar el contenido de los documentos con una edición oficial final del Registro Federal. Solo las ediciones oficiales del Registro Federal brindan notificación legal al público y notificación judicial a los tribunales según 44 U.S.C. 1503 y 1507. Aprende más aquí.

Inspección pública
Documento publicado

Este documento ha sido publicado en el registro Federal. Utilice el PDF vinculado en la barra lateral del documento para el formato electrónico oficial.


Mientras el mundo recuerda el Holocausto, los palestinos culpan a los judíos

(27 de enero de 2021 / JNS) Para la mayoría de las personas, los eventos conmemorativos del Holocausto, como los que tienen lugar ahora para conmemorar el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, son cruciales tanto para recordar a las víctimas como para garantizar que el horror del nazismo nunca más pueda volver a levantar la cabeza. En la Autoridad Palestina, el recuerdo del Holocausto es una historia muy diferente.

Esta semana, los palestinos que sintonizan la P.A. A la televisión se le dijo que los judíos se trajeron el Holocausto sobre sí mismos, que era la forma en que Europa castigaba a los judíos por sus "conspiraciones y maldades".

La afirmación se hizo en el programa & # 8220From the israelí Archive, & # 8221, que actualmente transmite partes de una serie documental israelí de 1981, & # 8220Pillar of Fire & # 8221, malinterpretando, e incluso mal traduciendo, la narración original, por lo que presenta una perspectiva palestina e incluso antisemita. La declaración anterior fue la introducción del presentador a un segmento de un episodio sobre la década de 1930 y el ascenso al poder del nazismo.

Lejos de recordar el Holocausto como una advertencia contra el antisemitismo, la Autoridad Palestina lo arma contra los descendientes de los sobrevivientes y el pueblo judío en general, utilizando el genocidio para promover antisemitismo. Desafortunadamente, este último ejemplo está lejos de ser el primero.

PENSILVANIA. El propio líder Mahmoud Abbas ha dicho a los palestinos que los europeos cometieron masacres contra judíos “cada 10 o 15 años” durante siglos, que culminaron en el Holocausto, como respuesta al comportamiento judío. “El odio de los judíos no se debe a su religión, sino más bien & # 8230 a su papel social que estaba relacionado con la usura y los bancos, etc.”, dijo.

El movimiento Fatah de Abbas también ha producido y publicado un breve video documental supuestamente sobre la historia judía en Europa, que hace la misma afirmación de que los judíos se trajeron el odio europeo sobre sí mismos. Presenta a los judíos como una fuerza malvada y amenazante en Europa de la que los europeos tuvieron que defenderse. Los judíos, explica Fatah, "lideraron el proyecto para esclavizar a la humanidad" y se aliaron con los nazis para quemar judíos "para acumular riqueza". Los judíos mismos establecieron "guetos para separarse de otras personas por arrogancia y disgusto por los no judíos".

Fue en los guetos, dice el documental, que los judíos conspiraron contra los no judíos, lo que llevó al antisemitismo europeo: "[los judíos] eran odiados por su racismo y su comportamiento sucio".

Además de que el propio Abbas difunde el antisemitismo, algunos de sus altos cargos también presentan a los judíos como una fuente de maldad del que el mundo debe defenderse. Mahmoud al-Habbash, a quien Abbas nombró como su asesor personal sobre el Islam, ha enseñado que el conflicto palestino con Israel es esencialmente el conflicto histórico del Islam contra los judíos porque son aliados de Satanás y difunden el mal y la falsedad. Ese Israel, porque es un judío estado, es "el proyecto de Satanás".

Imad Hamato, profesor de estudios coránicos en la Universidad de Palestina en Gaza, otro designado por Abbas, ha enseñado que los judíos son responsables de todos los conflictos en la tierra e incluso bajo el mar.

“La humanidad nunca vivirá en paz, fortuna o tranquilidad mientras [los judíos] estén corrompiendo la tierra & # 8230 Si un pez en el mar pelea con otro pez, estoy seguro de que los judíos están detrás de eso”, dijo.

Para la Autoridad Palestina, la existencia de los judíos es una amenaza fundamental para la humanidad, una amenaza que en ocasiones la Autoridad Palestina ha declarado explícitamente que solo se puede detener mediante el exterminio. Como predicador oficial de P.A. La televisión lo explicó: “Estos genes [judíos] malignos y características malditas continúan en ellos. Los transfieren de generación en generación. Lo heredan de padre a hijo & # 8230 La humanidad nunca podrá vivir con ellos & # 8230 Nuestro profeta [Mahoma] nos informó [que] al final de los tiempos los musulmanes lucharán contra los judíos & # 8230 los judíos lo harán escóndete detrás de una piedra o un árbol, y la piedra o un árbol dirá: 'Musulmán, siervo de Alá, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo' & # 8230 Alá & # 8230 cuéntalos y mátalos uno por uno uno, y no dejes ni uno ".

Esta continua demonización de los judíos por parte de la P.A. ha tenido un impacto significativo en los palestinos. Según una encuesta de ADL Global 100, el 87 por ciento de los palestinos cree que "la gente odia a los judíos por la forma en que se comportan". La encuesta también encontró que los palestinos son la población más antisemita del mundo.

Una vez más, como ha documentado Palestina Media Watch durante años, P.A. la incitación al odio y al terror está envenenando las mentes de la población palestina y sigue siendo la fuerza impulsora detrás del odio y el terror palestinos.

En consecuencia, los llamamientos de la comunidad internacional para poner fin al flagelo del antisemitismo en la conmemoración del Día Internacional en Recuerdo del Holocausto son patéticos, ya que muchos de esos mismos países continúan financiando una Autoridad Palestina que está avivando activamente el fuego del odio a los judíos.

Itamar Marcus, fundador y director de Palestina Media Watch, es una de las principales autoridades en ideología y política palestina.

Apoyo Sindicato de noticias judías

Con las divisiones geográficas, políticas y sociales cada vez más amplias, los informes de alta calidad y el análisis informado son más importantes que nunca para mantener a las personas conectadas.

Nuestra capacidad para cubrir los temas más importantes en Israel y en todo el mundo judío, sin el sesgo estándar de los medios, depende del apoyo de lectores comprometidos.

Si aprecia el valor de nuestro servicio de noticias y reconoce cómo JNS se destaca entre la competencia, haga clic en el enlace y haga una contribución única o mensual.


El Día Internacional del Recuerdo del Holocausto casi no sucedió

Uno de los eventos políticos más grandes e importantes en la historia del Estado de Israel se llevará a cabo en Jerusalén esta semana. Decenas de jefes de estado de todo el mundo se reunirán en Yad Vashem para conmemorar el Quinto Foro Mundial del Holocausto como parte de las conmemoraciones en torno al Día Internacional en Conmemoración del Holocausto. Las Naciones Unidas designaron el 27 de enero como la conmemoración anual en noviembre de 2005. Pero vale la pena recordar que obtener el apoyo de la Asamblea General estaba lejos de ser algo seguro.

Hacia fines de 2004, el embajador Roni Adam, que entonces era director del Departamento de Organizaciones Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, y que hoy se desempeña como embajador de Israel en Ruanda, propuso el inicio de una sesión especial en los Estados Unidos. Naciones y Asamblea General # 8217 para conmemorar el Holocausto. El objetivo de esta sesión especial era fortalecer y mejorar la capacidad del mundo para contrarrestar el fenómeno de la negación del Holocausto y la proliferación del antisemitismo. Fue una iniciativa excepcional, particularmente frente a la reputación de la Asamblea General de ser un foro extremadamente antiisraelí, una reputación que, en su mayor parte, no ha cambiado. La composición de la Asamblea da fuerza a los estados miembros árabes y musulmanes del foro y, como resultado, la organización en su conjunto se ha vuelto profundamente hostil a Israel.

En ese momento, me desempeñaba como asesor político en la Misión Permanente de Israel ante la ONU. Junto con el Representante Permanente Dan Gillerman, sabíamos que para que se aprobara la resolución necesitábamos alcanzar la cifra mágica de 96 países, algo más de la mitad de todos los Estados miembros. Para ello, solicitamos que representantes de la Unión Europea convoquen una reunión conjunta con Estados Unidos, Rusia, Canadá y Australia: actuar juntos, con un objetivo común, nos permitiría superar la resistencia inevitable y obtener la mayoría. Nosotros necesitabamos.

Nos reunimos en las oficinas de la delegación europea la víspera de la primera noche de Hanukkah. Nuestro anfitrión comenzó la velada manifestando que, a su pesar, como el bloque árabe se oponía a la iniciativa y los europeos no querían suscitar debates o diferencias de opinión sobre el tema del Holocausto, no brindarían su apoyo. a la iniciativa israelí. Sin los europeos, no había posibilidad de aprobar la resolución.

Fue un momento decisivo para mí, tanto a nivel profesional como personal. No podía permitirme continuar con el protocolo diplomático estándar. Sentí una sensación de furia invadiéndome. Me volví hacia el diplomático europeo que nos hospedaba y al diplomático alemán sentado a mi lado: & # 8220 Mírame a los ojos, yo, un representante del Estado de Israel y del pueblo judío, y dime que tú & # 8217 no estás dispuesto a hacerlo. Apoyar el período extraordinario de sesiones debido a los árabes. Tienes una deuda moral con mi pueblo. La peor tragedia de la historia de la humanidad ocurrió en su suelo. Los árabes y los palestinos tienen suficientes resoluciones contra nosotros en la Asamblea General, ¡y ya es hora de que la narrativa judía e israelí se exprese en una sesión especial! & # 8221

Me volví hacia un colega de la delegación rusa y le pregunté cuál era su posición. Su respuesta fue rápida y precisa: & # 8220 ¡Apoyaremos su iniciativa! Perdimos más de veinte millones de personas en la guerra contra los nazis, y fue el Ejército Rojo el que liberó Auschwitz. & # 8221

Continué obteniendo el apoyo de Estados Unidos, Canadá y Australia. Luego volví a hablar con los europeos y les dejé claro que los árabes no decidirían nuestra agenda y que estábamos decididos a seguir adelante con el proceso. Les expliqué que les correspondía a ellos decidir en qué lado de la historia y la moral querían estar.

Tras una breve consulta con su embajador, el diplomático europeo finalmente concluyó: & # 8220La Unión Europea se sumará a la iniciativa, a pesar de las objeciones de los países árabes & # 8221.

Cuando salí de la reunión, empezó a nevar. Llamé al Embajador Gillerman para informarle que teníamos una sesión. Mi esposa Kinneret llamó para preguntar dónde estaba, nuestros invitados estaban esperando para encender la primera vela de Hanukkah. Le dije que llegaba tarde y que no me esperara, pero que hoy habíamos logrado algo grandioso para nuestra gente y nuestro estado.

Apenas unas semanas después, la sesión especial de la Asamblea General se convocó para conmemorar el 60 aniversario de la liberación de Auschwitz el 27 de enero de 2005, y organizamos una exposición permanente en la sede de la ONU para conmemorar el Holocausto. En noviembre de ese mismo año, la ONU adoptó una resolución que establece el Día Internacional de la Conmemoración del Holocausto. 14 meses después, la Asamblea General aprobó otra resolución condenando la negación del Holocausto.

En el tiempo que ha transcurrido desde entonces, la tremenda importancia del recuerdo del Holocausto se ha vuelto clara, y miles de eventos se han celebrado y se siguen celebrando anualmente en todo el mundo en honor al 27 de enero. La fecha y el tema se han convertido en una parte integral del calendario internacional y, lo que es más importante, el Holocausto ahora ha ingresado a una variedad de planes de estudios nacionales, lo que garantiza que los estudiantes de todo el mundo aprendan la importancia de la tolerancia y la necesidad de prevenir este tipo de atrocidades. de repetirse en el futuro.

Durante el evento celebrado en la noche de la sesión especial en enero de 2005, el presidente de la Knesset, Dov Shilansky, reflexionó: & # 8220 En el momento en que fui liberado, y me paré a las puertas de Dachau después de que el mundo nos había abandonado, me sentí como el más solitario persona en el mundo. Si me hubieras dicho entonces que después de sesenta años, todas las naciones del mundo se pondrían de pie y nos saludarían, me habría reído en tu cara. & # 8221

Es difícil describir la emoción que nos invadió. Lo habíamos hecho por él, por todos los supervivientes, para perpetuar la memoria de los seis millones y asegurarnos de que las próximas generaciones del mundo nunca lo olvidaran.


Joseph Moses Lang, unos meses después de la liberación. Noviembre de 1945.

Juliska, hermana de Joseph Moses Lang. Esta es una copia de una foto que Joseph escondió antes de que Juliska fuera deportada a Auschwitz. Joseph recuperó esa fotografía después de su liberación. Juliska (Jutzi) nació el 7 de agosto de 1933 y tenía solo 11 años cuando fue deportada a Auschwitz en junio de 1944.

Registro de prisionero de Dachau para Joseph Moses Lang.

El 7 de junio de 1944, cuando cumplí 17 años, fuimos transportados en un vagón de ganado, junto con cientos de personas más, a Auschwitz. Todos los que estábamos en el tren ya estábamos muy desnutridos y las condiciones en el tren eran terribles. Al llegar a Auschwitz, hombres y mujeres fueron separados inmediatamente y esta sería la última vez que Meir y yo veríamos a nuestra madre y hermana.

Durante los siguientes días, los nazis emprendieron el proceso de clasificar a los hombres para encontrar trabajadores fuertes. Los jóvenes, ancianos y débiles fueron enviados a otra parte. Uno de los soldados me preguntó en alemán cuántos años tenía y mentí y dije “19” estando de puntillas para parecer más alto. El soldado me permitió unirme a Meir, que ya tenía 20 años, con los trabajadores debido a mi edad.

Meir y yo fuimos enviados a un campo de trabajo, Dachau-Rotschweig, pero nos trasladaron a otro campo de trabajo, Allach, con bastante rapidez. En Allach, trabajé en una fábrica de cemento, trabajé en ferrocarriles y también en carpintería. Cada vez que regresaba al campamento después de un destacamento de trabajo, me rociaban con un supuestamente veneno para insectos, que creía que resultó en mi sufrimiento de cáncer de piel durante la mayor parte de mi vida después del Holocausto.

Las condiciones de vida en Allach no eran buenas. Varias veces fui golpeado brutalmente. En una ocasión, me acusaron de no hacer fila a tiempo y me enviaron al "dentista", quien luego me arrancó las muelas del juicio con un cincel y un martillo. Aunque esto me hizo sangrar mucho, todavía tenía que presentarme para trabajar al día siguiente.

En otra ocasión, el nazi a cargo de mi destacamento de trabajo me hizo correr cuatro vueltas por el patio del cuartel mientras era perseguido por uno de los perros pastores alemanes de los nazis. Tropecé y caí durante la tercera vuelta y el perro me mordió en el cuello, arrancándome un trozo de piel. Hasta el día de hoy, sigo teniendo la cicatriz en mi cuello de este incidente. Después de que el perro me mordió, todavía tuve que levantarme y correr la última vuelta a pesar de que estaba gravemente herido.

Las condiciones de vida y la comida siguieron siendo horribles durante el invierno de 1944-1945. Los hombres también tenían que ir a trabajar sin zapatos o simplemente con calzado tipo sandalia. Meir contrajo tifus poco antes de que Allach fuera liberado en abril de 1945. Después de que Allach fuera liberado, Meir fue llevado a una enfermería en un pueblo cercano para recibir tratamiento durante seis meses. Durante este tiempo, perdí la pista de adónde llevaron a Meir.

Después de la liberación, cuando recuperé algo de fuerza, fui a buscar a Meir a varios hospitales y centros de tratamiento. En uno de esos centros, Meir levantó la mano y débilmente gritó mi nombre y nos reunimos nuevamente. Le expliqué a Meir que planeaba regresar a casa para buscar a los miembros restantes de la familia y luego lo encontraría después de mi viaje y estaba más fuerte y saludable.

El viaje a Targu-Muresh en Transilvania / Rumanía duró meses. Caminé, hice autostop y viajé por Budapest y Debrecen en Hungría y Kluge (Cluj-Napoca), Rumania antes de llegar a casa. Habían pasado más de dos años desde que había estado en casa.

Encontré algunos miembros de la familia de mi madre, pero ninguno del lado de mi padre. Una nueva familia vivía en la casa de mi familia, pero fueron amables y me ayudaron a desenterrar la caja que mi hermano y yo habíamos enterrado en 1944. Solo conservé la foto de Yutzi y distribuí la comida y otros artículos a otras personas. Aunque los miembros de mi familia me pidieron que me quedara, necesitaba ir a buscar a Meir y realmente no me quedaba nada en mi ciudad natal. ¡Incluso el cementerio había sido saqueado! Me quedé un poco más de tiempo, buscando sin éxito más familiares y llegó el momento de irme.

Un tío mayor se unió a mí en mis viajes. Él estaba mucho más familiarizado con la zona que yo. No podíamos volver a pasar por Hungría porque las fronteras estaban cerradas. Nos dirigimos a Arad, Rumania, y luego a Belgrado, donde nos acogió un grupo clandestino que nos dijo que podían llevarnos a Israel, que todavía no era un estado independiente. Terminamos quedándonos unos meses en Italia, donde nos dieron comida y refugio mientras esperábamos el barco hacia Israel. Por supuesto que todavía no había encontrado a mi hermano, Meir.

Cuando finalmente llegó el barco, nos embarcamos en nuestro viaje pero pronto nos quedamos sin agua potable. Sin embargo, las salchichas saladas abundaban y después de comer, todos teníamos mucha sed e incluso tomaba pequeños sorbos de agua de mar para calmar la sed. En ese momento, los británicos estaban desviando barcos que traían sobrevivientes y colonos a Israel y nos colocaron en un campo de detención en Chipre. Nuestra estancia allí fue de aproximadamente ocho meses. Con mucho tiempo en mis manos, comencé a crear pequeñas esculturas de piedra caliza. Dos de estos ahora son propiedad de mi hijo, Yoram, uno con la leyenda: Chipre, 20 de noviembre de 1947.

En 1948, pude ingresar a Israel y aproximadamente un año después, Meir y yo nos reunimos allí. Cada uno de nosotros nos casamos y criamos familias. Desafortunadamente, Meir moriría en un extraño accidente agrícola a mediados de la década de 1970. Trabajé como carpintero experto en acabados y profesor de carpintería. Siempre había estado demasiado enojado y amargado para hablar de mi historia, pero ahora que había contraído una forma rara de cáncer, me di cuenta de que era hora de contar mi historia. Mi agradecimiento al Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos por tener documentación que verifica mi historia.


Una proclamación sobre los días de recuerdo de las víctimas del Holocausto, 2021

En #YomHashoah, recordamos honrar la vida de los seis millones de judíos, así como de los romaníes y sinti, eslavos, personas discapacitadas, personas LGBTQI + y otros, que fueron asesinados por los nazis. Recordamos reconocer la dignidad de los asesinados y los que sobrevivieron. pic.twitter.com/fdcVTN2up0

& mdash Secretario Antony Blinken (@SecBlinken) 8 de abril de 2021

04 DE ABRIL DE 2021 • ACCIONES PRESIDENCIALES

En Yom HaShoah, el Día de la Conmemoración del Holocausto, nos solidarizamos con el pueblo judío en Estados Unidos, Israel y en todo el mundo para recordar y reflexionar sobre los horrores del Holocausto. Se estima que seis millones de judíos perecieron junto con millones de otras víctimas inocentes (romaníes y sinti, eslavos, personas discapacitadas, personas LGBTQ + y otros) asesinados sistemáticamente por los nazis y sus colaboradores en una de las campañas más crueles y atroces de la historia de la humanidad.

Honramos los recuerdos de vidas preciosas perdidas, contemplamos la herida incomprensible a nuestra humanidad, lloramos por las comunidades rotas y dispersas, y abrazamos a aquellos que sobrevivieron al Holocausto, algunos de los cuales todavía están con nosotros hoy, y continúan encarnando una resistencia extraordinaria después de todo esto. años. Habiendo sido testigos de las profundidades del mal, estos supervivientes nos recuerdan el estribillo vital: "nunca más". La historia del Holocausto está grabada para siempre en la historia de la humanidad, y es responsabilidad compartida de todas las personas garantizar que los horrores de la Shoah nunca se borren de nuestra memoria colectiva.

Es doloroso recordar. Es la naturaleza humana querer dejar atrás el pasado. Pero para evitar que una tragedia como el Holocausto vuelva a suceder, debemos compartir la verdad de este período oscuro con cada nueva generación. Todos debemos comprender la depravación que es posible cuando los gobiernos respaldan políticas impulsadas por el odio, cuando deshumanizamos a grupos de personas y cuando la gente común decide que es más fácil mirar hacia otro lado o seguir adelante que hablar. Nuestros hijos y nietos deben aprender a dónde conducen esos caminos, para que el compromiso de "nunca más" viva con fuerza en sus corazones.

Recuerdo haber aprendido sobre los horrores del Holocausto de mi padre cuando era pequeña, y he tratado de transmitir esa historia a mis propios hijos y nietos por turno. Los he llevado en visitas separadas a Dachau, para que puedan ver por sí mismos lo que sucedió allí, y para inculcarles la urgencia de hablar cada vez que presencian antisemitismo o cualquier forma de odio étnico y religioso, racismo, homofobia, o xenofobia. El legado del Holocausto siempre debe recordarnos que el silencio ante tal intolerancia es complicidad, recordando, como escribió el rabino Abraham Joshua Heschel, que hay momentos en los que "la indiferencia hacia el mal es peor que el mal mismo".

Los que sobrevivieron al Holocausto son una inspiración para todos y cada uno de nosotros. Sin embargo, continúan viviendo con las cicatrices físicas y mentales únicas del trauma inconcebible del Holocausto, con muchos sobrevivientes en los Estados Unidos viviendo en la pobreza. Cuando me desempeñé como vicepresidente, ayudé a obtener fondos federales para subvenciones para apoyar a los sobrevivientes del Holocausto, pero debemos hacer más para buscar justicia y dignidad para los sobrevivientes y sus herederos. Tenemos el imperativo moral de reconocer el dolor que llevan los sobrevivientes, apoyarlos y asegurarnos de que sus recuerdos y experiencias del Holocausto no se nieguen ni distorsionen, y que las lecciones para toda la humanidad nunca se olviden.

Los sobrevivientes del Holocausto y sus descendientes, y cada hijo, nieto y bisnieto de aquellos que perdieron la vida, son la prueba viviente de que el amor y la esperanza siempre triunfarán sobre el asesinato y la destrucción. Cada hijo y nieto de un sobreviviente es un testimonio de resistencia y una reprimenda viviente para aquellos que buscaron extinguir el futuro del pueblo judío y otros que fueron atacados.

Yom HaShoah nos recuerda no solo a las víctimas judías del Holocausto, sino que también refuerza nuestro deber continuo de contrarrestar todas las formas de intolerancia deshumanizadora dirigida contra las personas LGBTQ +, la discapacidad y otras comunidades marginadas. Si bien el odio nunca puede ser derrotado permanentemente, siempre debe confrontarse y condenarse. Cuando reconocemos la dignidad humana fundamental de todas las personas, ayudamos a construir un mundo más justo y pacífico. En memoria de todos los que se perdieron y en honor de todos los que sobrevivieron, debemos continuar trabajando por un futuro mejor, más libre y más justo para toda la humanidad.

AHORA, POR LO TANTO, yo, JOSEPH R. BIDEN JR., Presidente de los Estados Unidos de América, en virtud de la autoridad que me confieren la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, por la presente proclamo del 4 de abril al 11 de abril de 2021 , como una semana de observancia de los Días de Recuerdo de las Víctimas del Holocausto, y exhortamos al pueblo de los Estados Unidos a observar esta semana y hacer una pausa para recordar a las víctimas y sobrevivientes del Holocausto.

EN TESTIMONIO DE LO CUAL, firmo la presente este día dos de abril de dos mil veintiuno, y de la Independencia de los Estados Unidos de América el doscientos cuarenta y cinco.


El Día Internacional en Memoria del Holocausto rinde homenaje a millones de vidas perdidas

Este domingo se celebra el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, un día anual de conmemoración desarrollado para ayudar a prevenir futuros genocidios.

Durante la Segunda Guerra Mundial, seis millones de judíos murieron en el Holocausto. También murieron millones de personas, pero el pueblo judío fue en gran parte el objetivo de su religión.

"La fecha seleccionada del 27 de enero marcó la liberación de Auschwitz-Birkenau. Realmente el símbolo asociado con el Holocausto", dijo el rabino Edward Boraz de la Congregación Mt. Sinai en Wausau.

El 27 de enero de 1945, la Unión Soviética liberó el mayor campo de concentración y muerte nazi. Millones de judíos, y otros, fueron asesinados en Auschwitz-Birkenau, cerca de Cracovia.

"Ir a Auschwitz-Birkenau es una experiencia muy conmovedora y la cambia profundamente", dijo el rabino Boraz. "No hay palabras para describir el horror de tomar 6 millones de vidas inocentes".

El rabino Boraz ha visitado Auschwitz 17 veces y dijo que es importante reconocer uno de los momentos más oscuros de la historia.

“Al igual que un ser humano, reconocer que este genocidio que ocurrió en uno de los países más avanzados en ese momento en términos de su cultura, en términos de su ciencia, fue terrible”, dijo.

Antes del Día Internacional en Memoria del Holocausto, es el momento de honrar a quienes perdieron la vida.

"Recordar este día es de gran, gran significado e importante en todo el mundo", dijo el rabino Boraz. "Si no estudiamos la historia, si no recordamos la historia, podemos encontrarnos condenados en términos de repetirla".

Con la esperanza de no repetir nunca los horrores de Auschwitz-Birkenau, el rabino Boraz dijo que se debe reconocer la ilegalidad de las acciones de los nazis.

"Tanto las personas de nuestra comunidad como las personas del estado más amplio de Wisconsin y de los Estados Unidos, a quienes debemos estar atentos para proteger y nutrir, no solo proteger mediante el fomento de los derechos humanos fundamentales detrás de lo que se trata el Día Internacional en Conmemoración del Holocausto, " él dijo.

Se está utilizando un hashtag para difundir el mensaje y crear conciencia sobre este día conmemorativo. Es #WeRemember, y es posible que lo vea utilizado durante este fin de semana para el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto.


Día Internacional de la Memoria del Holocausto

Esta lista de reproducción compila una selección de valiosos recursos de aprendizaje, incluidas varias películas y fuentes de la NFB proporcionadas por Citizenship and Immigration Canada, UNESCO, USC Shoah Foundation y centros educativos sobre el Holocausto en todo Canadá. Estos recursos ofrecen a los educadores de secundaria la oportunidad de descubrir nuevos enfoques de la enseñanza sobre el Holocausto y las muchas lecciones que ofrece sobre derechos humanos, racismo, valores democráticos, comprensión intercultural, ciudadanía y prevención del genocidio.

Algunas de las películas de esta lista de reproducción están disponibles solo para usuarios de CAMPUS. Es posible que su ministerio de educación o la junta escolar ya hayan comprado una suscripción a CAMPUS para usted. Haga clic en los siguientes enlaces para verificar si su organización ya tiene una suscripción o para comprar una suscripción para usted o para su escuela.

APRENDER MÁS
Visite los sitios a continuación para explorar recursos que involucrarán a sus estudiantes con esta materia:

RECURSOS COMPILADOS POR EL EXPERTO EN HOLOCAUST DR. CARSON PHILLIPS Y PROFESOR DE HISTORIA SCOTT MASTERS
Proyecto de historia oral - Scott Masters, Crestwood Preparatory College, Toronto, ON
Bajo el liderazgo de Scott Masters, los estudiantes de Crestwood Preparatory College han entrevistado a casi 200 sobrevivientes del Holocausto en video. Their stories teach important lessons about hope, survival and humanity, encouraging students to stand up against hate and to do good work within their own communities.
crestwood.on.ca/ohp-type/holocaust-survivors/
A comprehensive list of Holocaust teaching resources
Compiled by Dr. Carson Phillips, Assistant Director of the Sarah and Chaim Neuberger Holocaust Education Centre.
holocaustcentre.com/Educators-Students/Online-Resources

OTHER RELATED RESOURCES
IWitness
Created by USC Shoah Foundation – The Institute for Visual History and Education, this website features more than 1,300 video testimonies of Holocaust survivors. It enables learners to see and hear the personal stories of individuals who survived genocide and rebuilt their lives.
iwitness.usc.edu/SFI/
“Why Teach about the Holocaust?”
UNESCO believes that it is essential to learn about the Holocaust to better understand the causes of Europe’s descent into genocide the subsequent development of international law and institutions designed to prevent and punish genocide and that the careful comparison with other examples of mass violence may contribute to the prevention of future genocides and mass atrocities.
en.unesco.org/publications/why-teach-about-holocaust-pdf-1
The Azrieli Foundation
The Azrieli Foundation publishes memoirs of Holocaust survivors who later made their way to Canada. The program is guided by the conviction that such stories play an important role in education about tolerance and diversity. Each story is a unique first-person account that demonstrates the courage, strength and luck it took to survive such terrible adversity. The stories are also moving tributes to people who risked their lives to help others. The foundation also produces short videos that teachers can use to introduce the memoirs:
https://vimeo.com/azrieli/videos
Canada’s role in chairing the International Holocaust Remembrance Alliance
“The Holocaust is a crime that stands alone in human history for the scale of its horror and inhumanity. That is why it is crucial to ensure that this experience is never forgotten and that such atrocities never take place again”. – Jason Kenney, Minister for Multiculturalism Canada has invested significantly in Holocaust education, remembrance and research.
“Enemy Aliens”: The Internment of Jewish Refugees in Canada, 1940–43
As Nazi Germany drew the world into war, Canada’s discriminatory immigration policies denied entry to those seeking refuge, particularly Jews. In 1940, when Canada agreed to Britain’s request to aid the war effort by taking in “enemy aliens” and prisoners of war, it did not expect to also receive 2,284 refugees from Nazism, most of them Jews.Through testimony and artefacts, this virtual exhibit by the Vancouver Holocaust Education Centre illustrates a little-known chapter of Canadian history—the story of Canada and the interned refugees. The website features a comprehensive lesson plan for teachers.
enemyaliens.ca/

Even at a frail 90, Martha Katz has an impish energy that remains undiminished. She chides grandson-filmmaker Daniel Schubert over his choice of shirt during a visit to her Los Angeles home, but there’s trauma beneath the humour. At 14, Martha and her family were torn from their village in Czechoslovakia and shipped to Auschwitz. A visit to a Holocaust museum ignites painful memories, including a haunting personal encounter with one of Nazi Germany’s most notorious figures. For Martha, however, the emphasis is on a tough but rewarding postwar life in Winnipeg, which she fondly recalls in this warm, intimate portrait of an unrelenting survivor.

This animated short tells the story of an epic basketball game between kids attending Jewish camp and students of a notorious local Holocaust denier. Nine-year-old Hart is attending Jewish summer camp for the first time. He is both curious and afraid. What awaits him on the basketball court?

This short animation is director Ann Marie Fleming’s animated adaptation of Bernice Eisenstein’s acclaimed illustrated memoir. Using the healing power of humour, the film probes the taboos around a very particular second-hand trauma, leading us to a more universal understanding of human experience. The film sensitively explores identity and loss through the audacious proposition that the Holocaust is addictive and defining.

This documentary follows a Holocaust survivor in 1965 on an emotional pilgrimage to Bergen Belsen, the last of 11 concentration camps where he was held by the Nazis. He and 30 other former Jewish inmates travel through the new Germany. Scenes still vivid in his mind are recalled in flashback. The memorandum of the title refers to Hitler's memo offering a "final solution" to the "Jewish problem."

This short documentary reveals the atrocities that occurred in German concentration camps during World War II. With images of suffering humans and mass graves, this film depicts the events that transpired under Hitler's rule and the condition of the prisoners when they were liberated by the Allied Forces.


Holocaust Remembrance Day -- has UN learned anything from history?

It is Holocaust remembrance time at the United Nations. Once a year, Jews from around New York, a dwindling number of Holocaust survivors, occasional celebrities, and precious few friends, file into the General Assembly Hall and grant the U.N. the privilege of appearing to care.

This year’s speakers include Steven Spielberg. When it is over, the year-round ritual censure of the Jewish state will resume.

Characteristic of “International Day of Commemoration in memory of the victims of the Holocaust” is the scarcity of express emphasis on Israel, save for the remarks of the Israeli ambassador.

Modern Israel, if it had existed, would not have allowed six million Jews or one million children to perish while railway lines delivering human cargo to their final destination were left intact. And yet, the well-being of the only country dedicated to saving the Jewish people is generally peripheral.

At first, the pattern seems odd, given that the U.N.’s Holocaust Remembrance Day and associated activities of its “Holocaust Outreach Programme,” are supposed to be about ‘never again’ and a U.N. commitment to genocide prevention.

Strange also, since the U.N. member state of Iran is openly pursuing the annihilation of Israel, and a repeat of the Holocaust that it denies.

Of course, it is no secret that the U.N. has failed miserably to prevent genocide and crimes against humanity in countries from Africa, to Europe and Asia.

The explanation, however, does not lie with general incompetence. For the organization has managed to devote its energy, time and resources to the denunciation and delegitimization of Israel – the embodiment of Jewish self-determination.

The behind-the-scenes story of the 2005 General Assembly resolution creating a U.N. Holocaust remembrance day sheds light on the connection between Holocaust remembrance and Israel-bashing at the U.N.

Despite the fact that the U.N. was erected on the ashes of the Jewish people, the General Assembly has never adopted a resolution dedicated specifically to anti-semitism. Periodic mentions of the word antisemitism appear in lists. By contrast, for instance, there have been resolutions and reports focusing on Muslims, Arabs and Islamophobia.

In 2004, Israel proposed the adoption of a General Assembly resolution on antisemitism. And off-camera all hell broke loose.

For its initial backing, Germany was given to understand that such a role would jeopardize its hoped-for permanent seat on the Security Council, and its support vanished.

The State Department was content to leave the matter to the Europeans. Arab and Muslim opposition led the European Union to condition support on garnering consensus, thus handing a veto to antisemites. The idea went no further.

Why was an anti-semitism resolution so vociferously opposed?

It would undermine the very agenda being pursued so successfully at the U.N. itself. Modern anti-semitism encompasses the grotesque demonization of Israel, the U.N.’s Jew among nations.

The Holocaust resolution was the consolation prize. Despite the grumblings, it was less politic for Israel’s enemies to oppose.

In the end, the resolution was adopted minus the word “anti-semitism,” though it did mention the Jewish people along with “countless members of other minorities.” Subsequent exhibits have included: "The Holocaust against the Sinti and Roma.”

The current condition is a moral swamp.

Last fall the General Assembly’s criticisms of human rights abuse amounted to 19 resolutions against Israel, one each for five other states (including the United States), and zero for the other 187 U.N. members.

The only country in the world criticized annually by the U.N. Commission on the Status of Women for violating women’s rights is Israel – for violating Palestinian women’s’ rights.

Half of all the emergency sessions of the General Assembly have been on Israel – and not one on the catastrophes of Rwanda, Sudan, or Syria.

On January 20, 2014, the U.N. kicked off its first “civil society” event for the new U.N. Year of Solidarity with the Palestinian People.

U.N. Headquarters hosted a public screening of a film supporting the U.N.’s notorious Goldstone report. Among other things, a young Palestinian is heard to say: “The Israeli soldiers were shooting at the people, as if they were not human, as if they were chickens or mice. For the Israeli army this is something without meaning. But the victims were very precious to us, even though they didn’t consider them human.”

When the film ended, Palestinian speaker Laila El-Haddad told the audience that Israel engages in the “systematic targeting of the Palestinian civilian sector.” In short, it was a typical U.N. afternoon in which Israelis are portrayed as Nazi-like wanton baby killers.

But here’s the kicker. The U.N.’s perceived antidote to criticism of the U.N.’s anti-Israel policies is Holocaust remembrance.

Navi Pillay, the U.N. High Commissioner for Human Rights, has made attacking Israel a principal feature of her U.N. career. She is the leading champion of the racist “anti-racist” Durban Declaration, which charges Israel alone with racism, and a zealous backer of the Goldstone report.

In an effort to draw attention to U.N. double-standards, last October Israel threatened not to participate in another U.N. Human Rights Council inquest. This particular hearing, known as the “universal periodic review,” was scheduled to take place on October 29, 2013.

Israel’s threat to blow the cover off the universality of the universal review presented a very serious challenge to the UN.

This is how Pillay responded. She scheduled a visit to Auschwitz on October 13, 2013, had photos taken and, unusually, held the photos back from publication.

Suddenly on October 29, 2013 she pasted the photos of herself at the Auschwitz-Birkenau Museum front and center on the U.N.’s human rights home page, choosing precisely the same moment that Israel might have succeeded in putting U.N. discrimination front and center.

It was pure political theater. Holocaust remembrance activities sponsored by the largest global platform for modern anti-semitism are more than paradoxical.

We will know if the U.N. has learned the lessons of the Holocaust when it does more than remember history’s unique horror and its Jewish victims.

When the General Assembly adopts a resolution dedicated to anti-semitism, commissions a report on its current manifestations, adopts recommendations for combating antisemitism in all its forms, and ensures their implementation.

A strong Israel, supported by the community of nations, is the central remedial lesson of the Holocaust.


Ver el vídeo: Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto (Agosto 2022).